Público
Público

Chávez exhibe su revolución en los fastos del Bicentenario

La capital venezolana se viste de largo para celebrar hoy el aniversario del inicio de la independencia

DANIEL LOZANO

Histórico lavado de cara en Caracas. Miles de operarios y voluntarios trabajaron toda la semana, sin descanso y a contrarreloj, para que hoy la capital venezolana cambie su demacrado rostro. La ocasión merece el maquillaje urbano y el lifting express. Y Caracas, abandonada a su suerte tanto tiempo, también. Se celebra el comienzo del Bicentenario, fecha clave en la historia de Venezuela y América Latina. Aquel día, Jueves Santo de hace dos siglos, el Cabildo de Caracas derrocó al capitán general español Vicente Emparán y conformó el primer Gobierno nacional. Buenos Aires, Alto Perú, Nueva Granada, México y Chile siguieron la misma senda a lo largo de ese 1810. Comenzaba la emancipación, cuya segunda fecha trascendental se celebrará el 5 de julio del año que viene, día de la declaración oficial de independencia.

"Los hijos de Bolívar hemos vuelto para triunfar", asegura el presidente

La Revolución Bonita, como la bautizó Hugo Chávez, quiere aprovechar la ocasión para mostrar lo mejor de sí misma. Y lo hace por el empeño personal de su presidente, convencido de que es heredero directo de la gesta emancipadora: "Nuestro actual proceso revolucionario es el avance hacia nuestra independencia definitiva a través de la vía venezolana al socialismo".

El sesgo que quiere dar Chávez al Bicentenario ("Independencia y revolución", gritan todos los carteles) no es compartido por gran parte de la comunidad de historiadores, atónitos ante la apropiación. Ya se sabe, con Chávez, amor u odio, las medias tintas hace mucho que dejaron de emplearse.

"Ni una ni otra, ni independencia ni revolución", razona a Público Elías Pino Iturrieta, director de la Academia Nacional de Historia. "Venezuela celebra mañana su presentación en sociedad. El libreto estuvo a cargo de los criollos, por primera vez en la Historia. Un movimiento lleno de dudas protagonizado de forma exclusiva y excluyente por los ilustrados, que no buscaba la ruptura, sino la reforma en el seno de la monarquía. Por eso se autodenominó la Junta Conservadora de los Derechos de Fernando VII". Otro historiador, Ángel Almarza, recuerda que el 19 de Abril los venezolanos tomaron partido por los españoles, tras la invasión de Napoleón. "No entiendo por qué hacen desfiles militares para conmemorar, si se trató de un movimiento civil", critica.

Se critica el desfile militar para conmemorar lo que fue una acción civil

"La propuesta fue política y de negociación". Durante toda la semana, los famosos cazas Sukhoi, comprados por Chávez a Rusia, han sobrevolado Caracas a ras de edificios, dejando bien claro que el Gobierno apuesta por un gran desfile militar para la fiesta del lunes, en el que también intervendrán fuerzas de Bielorrusia, Argelia, Libia y otros países de la Alianza Bolivariana (ALBA). Incluso un paracaidista perdió la vida el sábado durante las pruebas previas.

En las antípodas históricas de Pino y Almarza se encuentra Simón Sánchez, del Centro Nacional de Historia, cercano a las tesis de Chávez. "El proceso de lucha e insumisión se da desde el mismo momento de la invasión europea. El 19 de abril es un punto de no retorno. La revolución es heredera de aquel proceso, que es continuo y llega hasta la actualidad. Se trata de la lucha de un pueblo contra un sistema de dominación", declara a Público. "La élite del 19-A contó con una gran participación popular, especialmente con la milicia de los pardos (mestizos)".

Chávez sostiene que Venezuela sigue avanzando hacia la verdadera Independencia. "Antes luchábamos contra los colonizadores españoles y ahora contra el imperialismo", añade Sánchez. "Se mantiene la lucha".

El poliedro de la Historia y sus distintas miradas también son motivo de pelea en la Venezuela de hoy. La orden presidencial para que la Academia Nacional de Historia entregue los archivos del general Francisco de Miranda (incólumes, una pieza única en el mundo) y de Simón Bolívar (sometidos a protección climática especial) ha sido recibida con sorpresa y dolor por los académicos, que hace años consiguieron que la Unesco los declarase Patrimonio de la Humanidad. El decreto gubernamental sostiene que se trata de rescatar la memoria histórica de elementos contrarios al proceso revolucionario.

La lucha por la verdad de la Historia enmudecerá hoy con el "monumental" paso de aviones y tanques en la Avenida de los Próceres de la capital venezolana. La cumbre especial del ALBA completará la fiesta tanto tiempo esperada. El resto de América la prolongará en los próximos meses. Ya lo canta la marsellesa venezolana, Gloria al Bravo Pueblo, que se comenzó a entonar el 19-A: "Seguid el ejemplo que Caracas dio". O como añade Chávez: "Aquí estamos los hijos de Simón Bolívar; hemos vuelto para triunfar".

Más noticias de Internacional