Público
Público

Cien millones de niñas trabajan y la crisis puede agravar la situación

La cifra es un 15% superior a la de los niños. Además, 75 millones de niños en edad escolar no van a la escuela

EFE

Cien millones de niñas trabajan actualmente en el mundo, según un informe de la OIT, que advierte que la grave crisis económica mundial puede hacer que aumente el número de menores, en especial del sexo femenino, que se vean obligados a dejar la educación y a integrarse en el mercado laboral.

La Organización Internacional del Trabajo lamentó que, a pesar de que está disminuyendo el trabajo infantil, la crisis puede erosionar estos avances, y especialmente para las niñas, que resultan siempre más perjudicadas que los niños.

Por ello, la OIT decidió dedicar este año el Día Mundial contra el Trabajo Infantil -que se celebra el 12 de junio- a las niñas, que constituyen el grueso de los menores que se dedican al trabajo doméstico (tanto en su hogar como fuera) y a la agricultura.

"Entre los 5 y los 11 años, hay más niñas que trabajan que niños. Las niñas trabajan más en trabajos peligrosos, así como en la prostitución, y además trabajan más horas que los niños", señaló en conferencia de prensa Frank Hagemann, jefe de investigación de la OIT, al presentar el informe 'Demos una oportunidad a las niñas'.

Unos 53 millones de niñas realizaban "trabajos peligrosos" ya en 2006 -año de los últimos datos de la OIT- y de ellas 20 millones eran menores de 12 años, señaló.

El informe destaca que la mayoría de las niñas que trabajan lo hacen en la agricultura, según una encuesta realizada en 16 países, que muestra que el 61% de las niñas económicamente activas, de 5 a 14 años de edad, trabajan en ese sector.

"Este es uno de los tres sectores más peligrosos, en términos de muertes, accidentes, enfermedades y dolencias de origen profesional", señala el informe.

Un aspecto relevante del estudio es la participación mucho más significativa de las niñas frente a los niños en el trabajo doméstico no remunerado, lo que tiene como consecuencia que abandonen la escolarización mucho más a menudo.

En términos globales, el porcentaje de niñas de 5 a 14 años que trabajan en las tareas domésticas no remuneradas es de un 15% más elevado que el de los niños.

Además, en todos los países encuestados, las niñas trabajan más horas por semana que los niños.

Y entre las niñas que trabajan en tareas domésticas en hogares distintos al suyo "muchas tienen que trabajar largas jornadas, a veces hasta 15 horas diarias, y estar siempre disponibles".

La OIT advierte que la actual crisis económica puede agravar la situación de las niñas, pues "cuando las familias se están hundiendo cada vez más en la pobreza y tienen que elegir entre enviar a sus hijos o a sus hijas a la escuela, son estas últimas las que salen perdiendo. Y conforme la crisis se va profundizando, las niñas podrían contarse entre sus principales víctimas".

El informe recuerda que "del 16% de la población mundial que no sabe leer ni escribir, dos de cada tres personas son mujeres".

Según los datos más recientes, 75 millones de niños en edad escolar no están escolarizados, de los cuáles el 55% son niñas.

Las niñas también se ven afectadas por la trata de seres humanos "un delito por el que se reduce a las víctimas a meras mercancías que se compran, se venden, transportan y revenden con fines de explotación laboral o sexual o para otros fines delictivos".

Aunque resulte imposible conocer la verdadera magnitud de esta práctica, la OIT estima que "al menos 1,8 millones de niños son víctimas de la explotación sexual comercial o de la pornografía en todo el mundo, constituyendo las niñas unas vasta mayoría de ese total".

El director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España, Juan Felipe Hunt, ha explicado que se detecta algún caso de trabajo infantil, pero son aislados y se corrigen rápidamente.

La OIT ha recordado, con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil -que se celebrará el próximo día 12 de junio-, que unos 218 millones de menores realizan algún tipo de trabajo. De ellos, uno de cada doce sufren las peores formas de trabajo infantil como la servidumbre, la explotación sexual o las condiciones que ponen en peligro su desarrollo físico y psíquico.

Más noticias de Internacional