Público
Público

Clérigos de Yemen amenazan con llamar a la guerra santa

Advierten contra una posible intervención militar extranjera contra Al Qaeda

AGENCIAS

La situación volátil en Yemen está empeorando día tras día. Un grupo de clérigos advirtió ayer al Gobierno de que no recurra a la ayuda militar extranjera en su ofensiva contra los grupos de Al Qaeda en este país en el sur de la Península Arábiga.

Unos 150 líderes religiosos de Yemen firmaron ayer un comunicado diciendo que la yihad, la guerra santa, está legitimada en caso de una intervención militar extranjera en el país.

'En el caso de que cualquier extranjero insista en cometer hostilidades, un asalto o una intervención militar contra Yemen, el islam exige a todos sus seguidores comenzar la yihad', reza el comunicado firmado por los clérigos en un encuentro en la capital, Saná.

Poco antes, medios estatales indicaron que Yemen estaba en guerra abierta contra Al Qaeda y advertía a los ciudadanos de que no oculten a militantes de la red extremista, pidiéndoles que cooperasen con los agentes del Gobierno.

'La guerra lanzada por las fuerzas de seguridad contra elementos de Al Qaeda está abierta cuando y donde sea que encontremos esos elementos', se anunció en una web de noticias oficial, citando una fuente de seguridad no identificada.

Yemen está en el punto de mira de la lucha antiterrorista que lidera EEUU después de que un ciudadano nigeriano intentara volar un avión con rumbo a Detroit el día de Navidad. Washington sospecha que el terrorista fue formado en Yemen y había preparado el atentado desde allí. En agosto, un yemení intentó asesinar al máximo responsable de seguridad de la vecina Arabia Saudí.

Mientras las fuerzas armadas saudíes han bombardeado posiciones de Al Qaeda en Yemen en varias ocasiones, EEUU se resiste a intervenir directamente con medios militares en la campaña del Gobierno de Saná contra los extremistas islámicos que se ha intensificado en las últimas semanas.

La Administración de Barack Obama, de momento, ha descartado mandar tropas a Yemen por el temor de que esto pudiera radicalizar aún más a parte de la población. Al Qaeda se ha hecho fuerte en Yemen aprovechando la inestabilidad del país. Las fuerzas del Gobierno tienen que hacer frente a una rebelión de grupos chiíes en el norte, a los separatistas del sur y a los radicales afines a Osama Bin Laden.

'A unos 50 kilómetros de Saná, termina la zona que controla el Gobierno. En muchas partes del país, mandan los líderes tribales', comentó un diplomático a la agencia Reuters.

Irán y Omán han instado a abrir un dialogo para acabar con el conflicto que sufre Yemen y que en su opinión podría convertirse en un elemento desestabilizador en toda la zona. EEUU también teme de que el auge de Al Qaeda en el sur de la Península Arábiga podría extenderse a Arabia Saudí, el principal productor de petróleo y uno de sus más firmes aliados en Oriente Próximo.

Más noticias de Internacional