Público
Público

Colima, sexto estado de México que aprueba la despenalización de la interrupción del embarazo

La región de Colima ha seguido el camino de Baja California, Veracruz, Oaxaca, Hidalgo y Ciudad de México. Y, aunque en todo el país es inconstitucional penalizar el aborto, no todos los estados tienen la misma legislación.

Aborto México
Marcha por la despenalización del aborto en México. Francisco Guasco / EFE (Imagen de archivo)

México ha dado un paso más en la lucha por un aborto legal y seguro. Este miércoles, por sexta vez, un estado mexicano ha aprobado la interrupción del embarazo. El estado en cuestión es Colima, cuyo Congreso ha legalizado que este procedimiento se pueda llevar a cabo hasta las 12 semanas de gestación. 

La votación se ha resuelto con 14 votos a favor y cinco en contra y el dictamen será, próximamente, añadido tanto a la Ley General de Salud como al Código Penal, según Efe. 

Los grupos y fundaciones proaborto mexicanos han celebrado este acontecimiento. Desde la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (Mexfam) han aplaudido la decisión del Congreso: "Uno más a la lista verde y que siga creciendo!", han comentado en redes sociales. 

La organización Marea Verde en México ha apuntado esta victoria a las mujeres: "Hoy ganaron las mujeres y personas gestantes en Colima, arriba los pañuelos verdes y el acceso a aborto legal", han señalado. 

"¡Este año ha sido grandioso! Colima es la sexta entidad federativa que despenaliza el aborto voluntario durante el primer trimestre de la gestación", celebró también en Twitter el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

El camino al aborto libre en México se está forjando a lo largo de los últimos años. Otros estados, como Baja California, Veracruz, Oaxaca, Hidalgo y Ciudad de México, ya despenalizaron esta práctica. 

Además, en septiembre de este año, la Suprema Corte de la Justicia de la Nación, ya reconoció, en un fallo histórico, este derecho a decidir. Puesto que, desde entonces, es inconstitucional penalizar el aborto en las primeras semanas de gestación. 

En este sentido, también se abolió la pena de uno a tres años de prisión por la interrupción voluntaria del embarazo en el estado de Coahulia. 

Para el resto del país, exceptuando los seis estados mencionados, esta práctica únicamente está permitida en casos de violación o pobreza extrema, inviabilidad del feto o riesgo en la salud de madre. Estas tres últimas causas, sin embargo, sólo son legítimas en algunas regiones. 

Más noticias de Internacional