Público
Público

Colombia difunde el vídeo del rescate y niega el pago a las FARC

El ministro de Defensa afirma que la operación se desarrolló sin colaboración extranjera

Público

"No se ha pagado un solo centavo", afirmó el ministro de Defensa colombiano Juan Manuel Santos tras presentar el vídeo de la operación de rescate de Ingrid Betancourt y otros 14 rehenes en manos de las FARC.

El ministro salió al paso de la información difundida el viernes por la radio pública suiza en la que se revelaba el pago de 20 millones de dólares por parte del Gobierno colombiano.

"¿20 millones de dólares? Pues, la verdad, yo le digo que hasta habría salido barato, porque habríamos ofrecido hasta 100 si los hubiesen entregado y no hubiéramos tenido que hacer semejante operativo. De manera que eso es absolutamente falso", reiteró Santos.

El ministro también negó la participación de Estados Unidos o Israel en la operación. "Fue una operación ciento por ciento colombiana. Planeada por personal de inteligencia militar y ejecutada por colombianos. No hubo ningún extranjero que participara ni en la operación ni en la ejecución de la operación", dijo Santos.

La colaboración con EEUU se limitó, según el ministro, a un pequeño aporte de comunicaciones: "Solamente nos ayudaron a poner en el helicóptero dos aparatos para poder, en caso de emergencia, transmitir una señal, una especie de SOS".

Viaje a Madrid

Tras presentar el vídeo, Santos voló a Madrid, para participar en una conferencia de verano organizada por la fundación FAES, que dirige el ex presidente José María Aznar. Allí contó que el Ejército tenía previsto realizar la operación en un plazo de diez días. "La aceleramos al máximo porque el riesgo de que se filtrara cualquier cosa era muy grande, aunque el riesgo para los secuestrados era mínimo", declaró el ministro.

La grabación editada y difundida por el Ejército es un extracto de tres minutos en el que se puede ver la llegada de los 15 rehenes a los helicópteros y su posterior liberación una vez en el aire.

El vídeo original cuenta con 14 minutos de grabación. El Ejército colombiano alega motivos de seguridad para no ofrecerlo en su totalidad. "Los muchachos, incluido el mayor encargado del operativo, son de inteligencia y están en otras operaciones clave. Una sola de sus imágenes podría dañar semanas de trabajo", aseguró un portavoz del Ministerio de Defensa al diario colombiano El Tiempo.

En la grabación se puede ver cómo los militares se hacen pasar por periodistas. Intentan entrevistar a un sonriente Gerardo Aguilar, César, el carcelero de las FARC encargado de los rehenes, quien declina hablar hasta que estén en el helicóptero. El que si tenía ganas de hablar y estaba muy enfadado era el subteniente Raimundo Malagón, uno de los secuestrados: "Tengo solamente una cosa que decir: he estado encadenado durante 10 años. Soy el subteniente Malagón del glorioso Ejército Nacional de Colombia. Secuestrado".

El Ministerio de Defensa entrenó durante semanas a los agentes, clases de interpretación incluidas, para que imitaran acentos extranjeros y fingieran pertenecer a una organización humanitaria que se encargaría de su traslado a otra zona controlada por las FARC.

Los agentes vestían chalecos con el dibujo de una paloma naranja en un costado y un letrero azul en la espalda que decía "Misión humanitaria".

Más noticias de Internacional