Público
Público

La congresista tiroteada en Arizona ya respira por sí misma

Los médicos retiran parte de la sedación a Gabrielle Giffords

EFE

El estado de salud de la congresista tiroteada el pasado sábado en Arizona, ya puede "respirar por sí misma" y se le ha retirado parte de la sedación, ha informado Michael Lemole, jefe de neurocirugía del centro médico de Tucson donde está hospitalizada.

Gabrielle Giffords, de 40 años, incluso ha intentado quitarse el tubo de respiración. No obstante, que la paciente seguirá con respiración asistida para evitar infecciones. Hay que ser "extremadamente paciente" ante el proceso de recuperación de la congresista, ha avisado. "Debemos adaptarnos a su ritmo de recuperación, día a día, semana a semana", ha señalado  el neurocirujano, al recordar la gravedad de la herida.

"El hecho de que ella sea capaz de registrar esa incomodidad y reaccionar, significa que su cerebro funciona a un mayor nivel", ha subrayado el neurocirujano.

Con todo, el peligro persiste y el estado de salud podría cambiar. Giffords, por ejemplo. todavía corre riesgo de infección e inflamación en el cerebro. Está previsto que permanezca en la unidad de cuidados intensivos al menos otra semana.

Según el último parte médico, permanecen hospitalizados por el tiroteo seis pacientes: Giffords en situación "crítica", otros tres "graves" y los dos restantes están bajo control.

Fuera del hospital y de la preocupación que existe en EEUU por la suerte de Giffords, para muchos convertida ya en un héroe nacional, se siguen sucediendo el goteos de revelaciones y nuevos datos.

Los padres de Jared Loughner, detenido como principal sospechoso del tiroteo de Arizona, están "destrozados" por la masacre perpetrada por su hijo. Su madre "no hace más que llorar en la cama" desde el día de la matanza, según ha informado Wayne Smith, vecino de 70 años de los Loughner.

Smith asegura que, una vez conocidos los hechos, no paran de cuestionarse en qué parte de la educación que dieron a su hijo fallaron.  El vástago, de 22 años, está acusado del asesinato de 6 personas y de herir a otras 14, entre ellas a Giffords.

Más noticias de Internacional