Público
Público

El Consejo Electoral de Venezuela fija para octubre la recogida de firmas para el revocatorio contra Maduro

El referéndum podría retrasarse hasta 2017, por lo que si el presidente es apartado del poder no se celebrarían nuevas elecciones y sería el vicepresidente el encargado de culminar su mandato hasta 2019

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente de Venezuela, Nicolas Maduro, durante su programa de televisión semanal 'En contacto con Maduro', en el Palacio de Miraflores. REUTERS

CARACAS.- El Poder Electoral venezolano anunció este martes que la recolección de firmas necesarias para la convocatoria a un referéndum revocatorio contra el presidente venezolano Nicolás Maduro, se dará a finales de octubre, con lo que el referendo podría retrasarse hasta 2017, aunque la oposición sostiene que sí puede realizarse este año. 

La coalición de partidos de oposición, Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sostiene que el árbitro electoral está dilatando el proceso y convocó a una masiva marcha el 1 de septiembre en Caracas para presionar por una pronta fecha.

Sin embargo, Lucena aseguró el martes que el CNE ha venido cumpliendo con los tiempos establecidos. "Los lapsos no se pueden atropellar, por más que yo lo desee", dijo. 

"Si se cumpliesen todos los requisitos establecidos en la norma, la recolección de firmas con todos los aspectos de seguridad y técnicos, operativos y logística, probablemente la recolección de las firmas se llevaría a cabo hacia finales de octubre", indicó Lucena en una comparecencia ante los medios y representantes de los poderes públicos.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) determinó que si la oposición logra recoger en tres días las casi 4 millones de firmas requeridas (el 20% del censo), empezarían a correr cerca de diciembre los 90 días dentro de los cuales la autoridad debe convocar al plebiscito, por lo que el proceso podría realizarse a fin de 2016 o en los primeros meses de 2017.

Para que el mandato de Maduro se considere revocado deben votar a favor de su salida igual o mayor número de electores de los que lo escogieron en el 2013: 7,5 millones. Además, deben acudir a sufragar al menos un 25% de los electores inscritos, unos 4,8 millones aproximadamente.

La premura de la oposición venezolana por hacer el referéndum este año radica en que, según la Constitución, si se realiza en el 2017 y Maduro es revocado, no se celebrarían nuevas elecciones y sería el vicepresidente el encargado de culminar su mandato hasta 2019.

Quejas de la oposición

Uno de los miembros del ente electoral, Luis Emilio Rondón, la única autoridad electoral cercana a la oposición venezolana, manifestó su desacuerdo con lo dicho por la presidente del CNE. Según Rondón, el ente de votaciones del país caribeño ha "lesionado" la imparcialidad y retardado el proceso.

El rector consideró que no hay ningún impedimento jurídico, tecnológico o logístico para que se cumpla con la ejecución del revocatorio una vez cubiertos los extremos de la norma, opinión que también fue compartida por el dos veces candidato a la presidencia del país caribeño y principal promotor del revocatorio, Henrique Capriles.

El dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles (c), el secretario general de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba (d), y el gobernador del Estado de Amazonas, Liborio Guarulla (i), en una rueda de prensa. REUTERS/Marco Bello

Capriles se dirigió al país en rueda de prensa, luego de las declaraciones hechas por Lucena, para fijar la posición de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sobre los anuncios hechos por el Poder Electoral. "Incluso siendo a finales de octubre, nosotros todavía tenemos la oportunidad para que los venezolanos tengamos nuestro cambio político este año", dijo Henrique Capriles. "Sí da el tiempo, no hay ninguna razón legal ni técnica para que no sea este año".

Capriles reiteró que la oposición marchará en Caracas para exigir celeridad en el proceso y unas "condiciones justas". "Sepan que nosotros mantenemos para el 1 de septiembre, estamos convocando a todos los venezolanos a la 'toma de Caracas' para que nos den la fecha, vamos a exigirla", dijo.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la MUD Jesús Torrealba aseguró que la oposición "arrasará" la meta de los 4 millones de apoyos necesarios para convocar el referendo, proceso que, según dijo, ha frenado una explosión social en el país petrolero que atraviesa una severa crisis económica.