Público
Público

Descubren 300 kilos de marihuana en una guardería

A la policía de Río de Janeiro le resultó sospechoso la "tremenda vigilancia" que tenía la escuela por parte de una banda de narcos

EFE

La policía brasileña se incautó hoy de 300 kilos de marihuana en una guardería pública de Río de Janeiro, un lugar que una banda de narcotraficantes consideraba seguro para esconder la mercancía, informaron fuentes policiales.

La droga fue descubierta por policías de la ciudad brasileña en un operativo en la favela Ladeira dos Tabajares, una barriada pobre del sur de Río de Janeiro, y sospecharon de la preocupación de los narcotraficantes por resguardar el centro infantil.

Tras inspeccionarlo, los agentes retiraron la droga de un falso techo de la guardería, que atiende a 134 menores de 5 años y está administrada por el Gobierno municipal. "Encontramos ese depósito de drogas dentro de la guardería. Los narcotraficantes de la región guardaban sus drogas allí debido a que imaginaban que la policía nunca desconfiaría de ese escondite", dijo el comisario responsable de la operación, Marcus Vinicius Braga. "En Río de Janeiro ya no es anormal encontrar drogas escondidas en guarderías, iglesias o escuelas públicas", agregó.

Las bandas que controlan el tráfico de drogas en las favelas de Río de Janeiro y que han convertido a esta ciudad en una de las más violentas de Brasil han usado incluso tumbas de cementerios como local para almacenar drogas.

En Ladeira dos Tabajaras, enclavada en un montículo en el turístico barrio de Copacabana, tuvo lugar hace un mes un violento combate entre bandas rivales de narcotraficantes que obligó a la policía a invadir la favela en una operación que dejó once supuestos criminales muertos.