Público
Público

Detenido un miembro de 'Los Zetas' acusado de asesinar a 49 personas

Las autoridades mexicanas capturan a 'El Loco', a quien los medios de comunicación dieron por muerto el pasado verano.

EFE

Las autoridades mexicanas detuvieron el pasado viernes a Daniel de Jesús Elizondo Ramírez El Loco, responsable desde hace un año del grupo criminal de Los Zetas en la zona de Cadereyta (Nuevo León) y presunto responsable de la matanza de 49 personas. La Secretaría de Defensa de México hizo pública su captura ayer domingo.

Fuentes oficiales responsabilizan también a Elizondo de asesinar y descuartizar a Kendy Cavazos Caballero y Katia Cavazos Castillo, ambas de 24 años y familiares de Aurora Cavazos, secretaria de Desarrollo Social de Nuevo León. Las jóvenes fueron detenidas a finales de septiembre de 2011 por "escandalizar en la vía pública" y llevadas a la cárcel de Allende, municipio ubicado a unos 60 kilómetros al sur de la capital estatal, Monterrey.

En la cárcel se comunicaron por teléfono con un teniente del Ejército, que era novio de una de ellas. Policías que trabajaban para Elizondo le informaron del incidente y éste les ordenó que le entregaran a las jóvenes. El 1 de agosto las dos chicas fueron localizadas en tres cajas abandonas a la orilla de la carretera Cadereyta-Allende, junto con un mensaje dirigido a los militares.

'El Loco' descuartizó presuntamente a dos familiares de una dirigente de Nuevo León A raíz de ese asesinato, el Ejército realizó una operación en el municipio, donde en los últimos dos años se han registrado al menos una veintena de secuestros de comerciantes y ganaderos. A pesar de que en algunos casos, las familias de los raptados pagaron rescates, ninguno de los secuestrados fue devuelto con vida.

El 3 de agosto efectivos del Ejército y agentes ministeriales detuvieron a 14 policías de Allende por trabajar con la delincuencia organizada. Siete de ellos participaron en la entrega de las jovencitas a El Loco.

El 25 de agosto se produjo un enfrentamiento entre militares y pistoleros que viajaban en un vehículo. En el intercambio de disparos cayeron dos presuntos delincuentes. En el interior del auto estaban escritas las palabras El Loko, por lo que se creyó que uno de ellos podía ser Elizondo Ramírez. No en vano, algunos medios de comunicación dieron por hecho que Elizondo había muerto y así lo dijeron. Días después apareció un mensaje de Elizondo en los portales de noticias que habían anunciado su muerte: "Ey raza aki sigo vivo, el Loko de los Zetas, sumbando en Cadereyta, Nuevo León...".

La madrugada del 13 de mayo fueron hallados los cadáveres mutilados de 43 hombres y seis mujeres en un camión estacionado en una carretera a la altura del ejido San Juan de Cadereyta. Los responsables dejaron una manta en la cual "el Loco, Z40 y el Comandante Lazcano" se adjudicaron el crimen y advertían que eso mismo les pasaría a sus rivales de los cárteles del pacífico y del Golfo, así como a los militares y policías.

Más noticias de Internacional