Público
Público

Dilma lidera el rechazo de los BRIC a la intervención

El rechazo a la operación podría aglutinar más a Brasil, Rusia, India y China

NAZARET CASTRO

Pocas horas después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, abandonase Brasil para continuar su gira latinoamericana en Chile, el Ministerio de Asuntos Exteriores brasileño divulgó ayer un comunicado en el que pedía el cese de los ataques contra Libia. El Gobierno de Dilma Rousseff sostiene que la intervención militar está teniendo un efecto contrario al deseado y que, en lugar de proteger a los ciudadanos libios del dictador Muamar Gadafi, provocará más muertes.

Esta posición ya se anunció en la votación del Consejo de Seguridad de la ONU del pasado 17 de marzo, cuando Brasil fue uno de los cinco países, de un total de 15, que optó por la abstención.

La nota oficial está en línea con la postura de la Liga Árabe, que ha criticado el daño a los civiles provocado por la intervención, y de Rusia, China e India, que, junto a Alemania, se abstuvieron en la ONU.

Los analistas ya ven en la oposición a la campaña libia un punto de convergencia diplomática para los BRIC (Brasil, Rusia, India y China, a los que se ha sumado Suráfrica), que celebrarán una cumbre en abril. Para Pekín, los ataques podrían provocar un "desastre humanitario", mientras que el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdiukov, hizo ayer un llamamiento a "frenar la violencia" y el ministro de Exteriores indio, S. M. Krishna, señaló que "la necesidad urgente es el cese del conflicto".

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha condenado con dureza la ofensiva militar. "Estas invasiones ocurren porque la ONU está debilitada. Si la ONU tuviera una representación del siglo XXI y no del siglo XX, en lugar de mandar un avión a bombardear, hubiera enviado al secretario general para conversar", afirmó Lula.

Una de las principales apuestas de Lula durante su mandato fue conseguir un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, una pretensión que Brasil comparte con los otros BRIC. Lula dejó ver sus diferencias con Obama al ausentarse del almuerzo que se dio en honor del presidente norteamericano en Brasilia.

Más noticias de Internacional