Público
Público

Draghi se despide en el BCE avisando de un debilitamiento económico prolongado

El presidente saliente insiste en su última comparecencia en Fráncfort en que los gobiernos con espacio fiscal deben  "actuar de una manera efectiva y a tiempo" frente a la desaceleración.

El vicepresidente del BCE, el español Luis de Guindos, abraza al presidente de la entidad, el italiano Mario Draghi, la la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, la última antes de dar el relevo a la francesa Christine Lagarde el 1 de noviembre. REUTERS/Ralph Orlowski

EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo este jueves que los últimos datos económicos disponibles "indican un debilitamiento económico más prolongado de la economía de la zona del euro". Tras la última reunión del Consejo de Gobierno como presidente del BCE, Draghi afirmó en rueda de prensa que persisten "importantes riesgos a la baja" para el crecimiento y que las presiones inflacionistas son débiles.

A la reunión asistió la próxima presidenta del BCE, Christine Lagarde, que asumirá el cargo el 1 de noviembre y hasta ahora ha sido directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque no participó en las discusiones, dijo Draghi.

El responsable del BCE también consideró que los tipos de interés negativos son positivos para la zona del euro porque "estimulan el crecimiento" y contribuyen a crear empleo.

Serena Draghi, la esposa del presidente del BCE, Mario Draghi, atiende la última intervención de su marido tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

No obstante, el presidente saliente del BCE reconoció que pueden tener efectos secundarios y que por ello decidieron en septiembre introducir un sistema de dos tramos y eximir a una parte del exceso de las reservas mínimas del pago de la tasa de interés a los depósitos.

El Consejo de Gobierno del BCE reitera la necesidad de que la política monetaria sea muy expansiva durante un periodo de tiempo prolongado para apoyar que la inflación suba a medio plazo.

El BCE decidió este jueves mantener el tipo de interés al que presta a los bancos semanalmente al 0 % y la tasa a los depósitos (facilidad marginal de depósito) en el -0,50 %También confirmó que reiniciará las compras de deuda el 1 de noviembre a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros, como decidió en septiembre. La entidad monetaria comprará deuda hasta poco antes de que comience a subir los tipos de interés.

El presidente del BCE, Mario Draghi, en su última conferencia de prensa en Fráncfort, tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad, antes de dar el relevo a la francesa Christine Lagarde. REUTERS/Ralph Orlowski

Draghi instó de nuevo a los gobiernos con espacio fiscal a "actuar de una manera efectiva y a tiempo" en vista del debilitamiento económico.

Sin embargo, añadió, en países donde la deuda pública es elevada, los gobiernos deberían aplicar políticas "prudentes". "Todos los países deberían intensificar sus esfuerzos para lograr una composición de las finanzas públicas que favorezca más el crecimiento", dijo Draghi.