Público
Público

EEUU lanza una investigación después de que tres niños hayan muerto aplastados por el mismo mueble de Ikea

La cómoda Malm ha acabado con la vida de tres pequeños en EEUU, el último esta semana en Minnesota. El fabricante sueco advierte que hay que anclarlo a la pared

Las banderas con el logo de IKEA ondean frente a la sede de Delft, Holanda. REUTERS/Yves Herman

PÚBLICO

Tres niños han muerto en EEUU desde 2014 al caérseles encima un mueble de Ikea. Un mueble en concreto: la cómoda Malm. La última víctima se produjo esta misma semana, un niño de 22 meses de Minnesota llamado Theodore McGee.

Según informa el diario británico The Telegraph, la madre de Theodore lo dejó durmiendo una siesta y cuando regresó el mueble estaba encima de él.

Cuando se produjeron las dos primeras muertes por este caso, en 2014, el fabricante sueco advirtió que la cómoda Malm puede caerse si no es anclada a la pared correctamente y ahora lo ha vuelto a hacer. Ikea afirmó además, en el caso de Minnesota, que la cómoda no había sido anclada de ninguna manera a la pared. 

La Comisión de Seguridad de Productos de EEUU está investigando el caso, algo a lo que también se ha sumado el fabricante sueco.