Público
Público

EEUU retira sus aviones de los bombardeos aéreos en Libia

Los británicos envían una delegación diplomática a Bengasi y Gadafi, otra a Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los medios de comunicación norteamericanos han llamado a Barack Obama 'el guerrero reticente'. Nada más cierto desde hoy, el primer día en que los aviones norteamericanos no participaron en misiones sobre Libia. A partir del domingo, la misión de atacar a las fuerzas de Gadafi recae exclusivamente en Francia, Gran Bretaña y otros países de la OTAN.

Cabe la posibilidad de que los aviones de EEUU vuelvan a intervenir en operaciones puntuales, pero sólo si el mando militar de la OTAN lo considera imprescindible y si la petición es aceptada en cada caso por Washington.

La Fuerza Aérea de EEUU sólo volverá a participar si es imprescindible

La ausencia no es en absoluto irrelevante. El sábado, los aviones de EEUU participaron en 24 vuelos de combate. Además, entre los ausentes están dos aviones, A-10 Thunderbolts y AC-130, tan precisos como devastadores en los ataques directos contra tanques y posiciones de artillería. Los bombarderos no pueden realizar esas misiones con las mismas garantías de éxito.

Ya antes de esta decisión los ataques desde el aire habían disminuido de forma notable. Si bien las tormentas de arena en el desierto libio llegan a dificultar las misiones aéreas, no parece que las condiciones meteorológicas puedan justificar esta ausencia.

La falta de preparación militar y de armamento de los rebeldes y su caótica retirada de la semana pasada ante los contraataques del Ejército libio han creado una situación en la que una salida militar del conflicto resulta improbable.

Los aviones que se han ido eran los más útiles para atacar a los blindados

Es el tiempo de las negociaciones, aunque la distancia que separa al Gobierno libio de los rebeldes parece insalvable. Eso no impide que surjan informaciones de fuentes anónimas que dan a entender que ya hay propuestas concretas sobre la mesa. Según The New York Times, Saif Al-Islam Gadafi ha planteado que su padre abandone el poder y se dé comienzo a un proceso constitucional dirigido por él mismo, según un diplomático cercano al Gobierno libio.

La alternativa no encontrará muchos apoyos entre los rebeldes, que exigen la salida del poder tanto de Gadafi como de sus hijos.

Un enviado de Saif al-Islam visitó Londres sin que se conozca la naturaleza de sus contactos. El Gobierno británico tiene desde hoy una delegación diplomática en Bengasi, dirigida por el embajador en Italia. Y el último en esta red de contactos es el viceministro libio de Exteriores, Abdelati Obeidi, que estaba en Atenas para entregar un mensaje al Gobierno griego.

Empresas privadas británicas podrían estar asesorando a los rebeldes

Los rebeldes necesitan más armas que negociaciones. Dicen haber reorganizado sus fuerzas y estar en condiciones de enviar esta semana al frente un grupo de 3.000 hombres debidamente entrenado. Según un periodista de The Independent, han comenzado a aparecer británicos en Bengasi, quizá a sueldo de empresas de seguridad privada, que podrían haber tenido algo que ver con esa preparación.