Público
Público

El Ejército egipcio prevé derrocar a Mursi este miércoles

Planean formar un consejo presidencial, imponer un gobierno neutral interino dirigido por un militar e iniciar un proceso de transición de entre nueve y doce meses durante el cual se redactará una nueva Constitución, sometida a ref

EUROPA PRESS/EFE

El Ejército egipcio prevé obligar a dimitir o derrocar por la fuerza al presidente Mohamed Mursi este mismo miércoles, tras lo cual pondrá en marcha una Hoja de Ruta que contemplará la creación un consejo presidencial, la imposición de un gobierno neutral interino dirigido por un militar y el inicio de un proceso de transición de entre nueve y doce meses durante el cual se redactará una nueva Constitución que será sometida a referéndum antes de la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias, según ha informado el diario estatal Al Ahram.

Se espera que el ultimátum de 48 horas dado al presidente y resto de fuerzas políticas para alcanzar un acuerdo venza este miércoles a las 15.00 hora local (13.00 GMT) y que a partir de ese momento el jefe de las Fuerzas Armadas, Abdel Fatah al Sisi, ofrezca un discurso.

Según la 'Hoja de Ruta' a que ha tenido acceso Al Ahram, y que figura este miércoles en la edición digital del diario, en las próximas 24 horas el presidente Mursi deberá presentar su renuncia de buen grado o, en caso contrario, será destituido por la fuerza. El siguiente paso, prosigue el rotativo, incluiría la abolición de la actual controvertida Constitución y la creación de un equipo de expertos para la elaboración de una nueva Carta Magna que tenga en cuenta "las demandas de los distintos espectros de la población". El proceso culminaría con la celebración de un referéndum constitucional y, una vez aprobada la Constitución, de unas elecciones presidenciales y parlamentarias.

Otro paso sería la formación de un consejo presidencial de tres miembros, encabezado por el presidente del Tribunal Supremo Constitucional y formado por otros dos integrantes aún por precisar, con la misión de administrar los asuntos del país durante un período transitorio que irá de nueve meses a un año. Asimismo, se pondría en marcha un gobierno interino no perteneciente a ninguna corriente política y que estaría encabezado por un jefe militar durante el periodo transitorio. Durante este tiempo, el Ejército se encargaría de supervisar todos estos procedimientos previstos por la 'Hoja de Ruta' para garantizar su imparcialidad.

Al Ahram ha sabido también que la Hoja de Ruta estará reforzada con un amplio despliegue de las Fuerzas Armadas en todo el país en coordinación con las fuerzas de seguridad, que se harán con el control de las sedes y de los dirigentes de los Hermanos Musulmanes. Fuentes "fiables" han asegurado al diario que las fuerzas militares y de seguridad han recibido la orden de tratar con firmeza a los que se opongan al proceso, incluido su arresto domiciliario con vistas a su procesamiento en tribunales "revolucionarios".

El jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, Abdel Fatah al Sisi, aseguró el martes que para los militares "es más honorable morir que ver al pueblo egipcio sentirse aterrorizado o amenazado", en su primera reacción al discurso del presidente Mohamed Mursi. En un comunicado titulado Las horas finales y difundido a través de la página semioficial de las Fuerzas Armadas en Facebook, Al Sisi juró que el Ejército "sacrificará su sangre por Egipto y su pueblo frente a cada terrorista, extremista o ignorante". "El comandante general de las Fuerzas Armadas asegura que es más honorable para nosotros morir a que se aterrorice o se amenace al pueblo egipcio", señaló Al Sisi en el mensaje, publicado también a través de la agencia oficial.

La tensión continúa creciendo en Egipto tres días después de la manifestación contra el presidente Mursi, líder de los Hermanos Musulmanes, que se niega a abandonar su puesto. Las protestas se han cobrado 20 vidas, además de registrarse 46 agresiones sexuales e importantes daños materiales.

Más noticias de Internacional