Público
Público

Guerra Rusia - Ucrania Las exsoviéticas Georgia y Moldavia solicitan su ingreso en la UE 

Ambas repúblicas siguen los pasos de Ucrania y aceleran sus planes de adhesión por la guerra iniciada por Rusia.

La presidenta de Moldavia, Maia Sandu, posa junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una cumbre en Bruselas el pasado 15 de diciembre de 2021.
La presidenta de Moldavia, Maia Sandu, posa junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una cumbre en Bruselas el pasado 15 de diciembre de 2021. Kenzo Tribouillard / REUTERS

Las repúblicas exsoviéticas de Moldavia y Georgia podrían engrosar dentro de poco las filas de la Unión Europea. Ambos países han solicitado este jueves formalmente su adhesión a la UE, siguiendo el ejemplo que ha tomado hace escasos días Ucrania. La invasión iniciada por Rusia contra su vecino ucraniano ha acelerado estas peticiones ante el temor de que tanto Moldavia como Georgia puedan convertirse en los siguientes objetivos de Putin.

"Hoy firmamos la solicitud de adhesión de la República de Moldavia a la UE", declaró la presidenta proeuropea antes de firmar el documento en una ceremonia televisada en Chishinau.

"Va dirigida a Emmanuel Macron, presidente de Francia, que desempeña la presidencia del Consejo de la Unión Europea", explicó Maia Sandu, según el portal de noticias Unimedia.

Moldavia presenta formalmente su candidatura a entrar en la UE en plena ofensiva rusa contra el Gobierno proeuropeo de Ucrania y después de que el Ejecutivo francés advirtiera de que ese país de 2,6 millones de habitantes podría ser, junto a Georgia, el próximo objetivo militar del presidente de Rusia, Vladímir Putin.

La firma de la solicitud se produce, asimismo, un día después de que el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, viajara a Chisinau para reunirse con Sandu y comprometerse a apoyar el acercamiento del país a la UE y la gestión de los decenas de miles de refugiados ucranianos que llegan a Moldavia.

"Queremos vivir en paz, democracia y prosperidad, siendo parte del mundo libre", manifestó Sandu, que alabó la respuesta "serena y decidida" del pueblo moldavo "en un momento en que un peligro real toca a la puerta".

La región prorrusa de Transnistria

Moldavia se convirtió en país independiente tras el colapso de la Unión Soviética a principios de la década de 1990. Fuerzas prorrusas presentes en una parte de su territorio conocida como Transnistria se negaron a romper sus lazos con Moscú y declararon, con apoyo del Kremlin, una "república" propia en la zona.

Pese a no contar con el reconocimiento de ningún país, Transnistria sigue estando hoy controlada por las autoridades rebeldes, que cuentan con la protección de un contingente militar ruso desplegado permanentemente allí.

"Georgia es un Estado europeo"

Horas antes, el primer ministro de Georgia, Irakli Garibashvili, firmó el documento con el que solicita formalmente la adhesión del país a la Unión Europa, adelantando su cronograma inicial, con el que preveía lograr el acceso al bloque a partir de 2024.

"Solicitar la adhesión a la UE es otro importante paso en el camino de Georgia hacia la integración europea", ha indicado Garibashvili en una rueda de prensa antes de la firma.

Según el 'premier' georgiano, este paso "abre una nueva página en la historia y prosigue con los esfuerzos de nuestros ancestros de unirse a la familia europea común", ha recogido el portal de noticias Civil Georgia.

"Georgia es un Estado europeo", ha insistido, antes de resaltar que el país, "durante su larga historia, siempre ha pertenecido al espacio de la civilización y la cultura europeas".

Así, Georgia debe esperar ahora a recibir por parte de Bruselas el estatus de país candidato a entrar en la UE. Las autoridades georgianas ya confirmaron el miércoles que harían oficial su solicitud de ingreso al bloque.

El temor de Putin por el ingreso de Ucrania en la OTAN

No solo la Unión Europea se plantea expandirse a nuevos países. La posible expansión de la OTAN por el este de Europa y la petición de Ucrania de entrar a formar parte de la Alianza Atlántica es lo que le ha servido a Vladimir Putin como excusa para iniciar la invasión. 

El problema —para el Kremlin— es que no han conseguido el compromiso de frenar ese crecimiento ni con una guerra. Al contrario: si el objetivo era desmoralizar a la Alianza Atlántica, la invasión ha reforzado la voluntad de los socios para garantizar la arquitectura de la seguridad europea.

Más noticias de Internacional