Público
Público

La fiscal general de Nueva York echa por tierra la investigación propuesta por Andrew Cuomo, acusado de acoso sexual

El gobernador de Nueva York, aunque luego dio marcha atrás, ordenó en un primer momento una investigación para la que eligió a una exjueza federal que trabajó con uno de sus exasesores. 

Fotografía de archivo del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.
Fotografía de archivo del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. EFE

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, ha rechazado este domingo la propuesta del gobernador del estado, Andrew Cuomo, acusado por dos mujeres de acoso sexual, sobre la investigación a iniciar en torno a las denuncias. 

Después de que The New York Times diera a conocer el sábado que una exayudante del gobernador le acusaba de acoso sexual, el segundo señalamiento en este mes, Cuomo negó las acusaciones y ordenó una investigación, para la que eligió a una exjueza federal que trabajó mucho tiempo con uno de sus exasesores.

Tras las críticas recibidas por esta propuesta, Cuomo dio marcha atrás y sugirió que James y la jueza Janet DiFiore, presidenta del Tribunal de Apelaciones del estado, el más alto foro judicial de Nueva York, eligieran quién debe hacerse cargo de dicha investigación. La fiscal general reclamó el derecho que le confiere a ley para que sea su oficina la que se haga cargo del caso y para ello ha pedido el nombramiento de un fiscal independiente. 

"No acepto la propuesta del gobernador. La Ley Ejecutiva del estado claramente otorga a mi oficina la autoridad para investigar este asunto una vez que el gobernador lo refiera", indicó. Destacó que tiene un "profundo respeto por DiFiore", pero, insistió, "soy la fiscal general debidamente electa y es mi responsabilidad llevar a cabo esta tarea", de acuerdo con la ley.

Letitia James, fiscal general de Nueva York: "Las acusaciones de acoso sexual siempre deben tomarse en serio"

James había pedido anteriormente a Cuomo, ambos demócratas, que permita a su oficina realizar la investigación. "Las acusaciones de acoso sexual siempre deben tomarse en serio", indicó en un comunicado. El gobernador finalmente ha aceptado la petición de la fiscal general.

La primera acusación de acoso sexual llegó la semana pasada. Lindsey Boylan, una exfuncionaria estatal de desarrollo económico, aseguró que Cuomo la acosó en varias ocasiones entre 2016 y 2018, en un momento dado, dándole un beso en los labios no solicitado en su oficina de Manhattan.

La segunda acusación la hizo Charlotte Bennett, de 25 años, el pasado fin de semana. Bennet fue asistente ejecutiva y asesora de políticas de salud hasta el pasado noviembre y aseguró que el gobernador le preguntó si era monógama, si alguna vez había tenido relaciones con hombres mayores y que estaba abierto a las relaciones con mujeres de 20 años.

A Cuomo le han llovido las críticas de sus homólogos demócratas. Algunos, como el alcalde Bill de Blasio, han sugerido que se le despoje de los poderes para actuar en casos de emergencia, o como la senadora estatal Alexandra Biaggi, que ha pedido su renuncia.

El gobernador ha negado las acusaciones asegurando que sus acciones fueron "malinterpretadas". Cuomo ha emitido una declaración contestando a Bennett y reconociendo que "algunas de las cosas que he dicho han sido malinterpretadas como un coqueteo no deseado".

Cuomo asegura que "algunas de las cosas que he dicho han sido malinterpretadas como un coqueteo no deseado"

Según el gobernador, ahora comprende que sus "interacciones pueden haber sido insensibles o demasiado personales y que algunos de mis comentarios, dada mi posición, hicieron sentir a otros de maneras que nunca pretendí". "En la medida en que alguien se haya sentido así, lo siento de verdad", agrega un comunicado difundido por Cuomo, en el que justifica su comportamiento como parte de su estilo de trabajo y considerando que "a veces creo que estoy siendo juguetón y hago bromas que me parecen divertidas".

El gobernador también añade en el documento que "nunca he tocado a nadie de forma inapropiada, nunca he hecho una proposición a nadie y nunca he pretendido hacer que nadie se sintiera incómodo, pero estas son acusaciones a las que los neoyorquinos merecen respuestas", declaró.

Por esto, desde la oficina del gobernador han detallado que aceptan la petición de la fiscal general y la facultarán para que un abogado independiente, de un bufete externo, supervise una investigación sobre el asunto. Además de la investigación por acoso sexual, la Administración de Cuomo está siendo investigada por el manejo de la pandemia y las muertes de pacientes por covid en residencias de ancianos.

Más noticias de Internacional