Público
Público

Francia aprueba hoy su proyecto de ley de matrimonio homosexual

La promesa electoral de François Hollande se ha encontrado con la oposición de la Iglesia y los dirigentes políticos conservadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejo de ministros del Gobierno de Francia tiene previsto aprobar hoy el proyecto de ley a favor del matrimonio y la adopción homosexual, frente al rechazo de conservadores e instituciones religiosas pero que la mayoría de izquierdas del Parlamento francés sacará adelante a inicios de 2013.

La reunión habitual del Gobierno de Jean-Marc Ayrault, prevista para las 9.00 horas, tiene en su agenda la presentación y posterior aprobación de este texto que equipara las uniones homosexuales a las de los heterosexuales, una iniciativa que encuentra cada vez más apoyos entre los franceses. Se trata de una promesa electoral del presidente, François Hollande, y es además la primera gran reforma social de su quinquenio seis meses después de su victoria en las urnas.

Hasta ahora, la única unión legal de homosexuales en Francia es el Pacto Civil de Solidaridad (PAC), una forma de unión civil aprobada en 1999, bajo el Gobierno del socialista Lionel Jospin, pero más restrictiva que el matrimonio, aprobado en países como Holanda, Bélgica, Canadá, España, Suecia, Sudáfrica, Noruega, Portugal, Islandia, Argentina y parte de Estados Unidos, México y Brasil.

Las asociaciones de LGTB consideran que esperar hasta 2013 es una demora innecesaria

Según los últimos sondeos, la mayoría de los franceses se declara a favor de la legalización del matrimonio homosexual (58 %), aunque no de que éstos puedan adoptar (48 %). La tendencia histórica muestra una evolución a favor del proyecto. En mayo de 1995, el 51 % de los franceses aceptaban el matrimonio entre dos personas del mismo sexo y únicamente el 39 % se declaraba favorable a la adopción.

Las asociaciones de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT) consideran que tener que esperar a 2013 para equiparar sus derechos a los del resto de sus conciudadanos supone una demora innecesaria.

Mientras tanto, líderes conservadores y de las diferentes confesiones religiosas francesas se oponen frontalmente al proyecto de ley del Gobierno. Judíos, musulmanes protestantes y ortodoxos han manifestado abiertamente su rechazo al matrimonio gay. La mayor presión confesional proviene de cardenal católico André Vingt-Trois, máximo exponente de la religión predominante en Francia.

Líderes conservadores y de las diferentes confesiones religiosas se oponen frontalmente a la ley

Lo colectivos LGBT han convocado para hoy mismo una movilización para 'resistir a las presiones de las instituciones confesionales', según la asociación SOS Homofobia.

Pero los grupos de presión a favor del matrimonio gay tampoco están completamente satisfechos con el proyecto de ley porque no aborda la procreación médica asistida, aunque el texto podría sufrir modificaciones durante su examen parlamentario, previsto para el próximo mes de enero.