Público
Público

Francia e Inglaterra discrepan sobre el boicot olímpico

Sarkozy condiciona su decisión al desarrollo de los acontecimientos en Tíbet y a la opinión del resto de la UE, que presidirá a partir de julio. Brown rechazó la posibilidad.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, aseguró el jueves en Londres que consultaría a los demás países de la Unión Europea (UE) antes de decidir si boicotea la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín debido a la situación en el Tíbet. El primer ministro británico, Gordon Brown, afirmó que su país no participará en ningún boicot.

'Yo seré presidente de la Unión en el momento de la ceremonia de inauguración (el 8 de agosto), por tanto debo consultar las posiciones de los demás para saber si iré a la ceremonia inaugural', declaró Sarkozy en una rueda de prensa con el primer ministro británico Gordon Brown.

'Espero que aprovechemos (...) estos meses que nos quedan para que la situación se tranquilice', dijo el presidente francés.

Derecho reservado 

'En función de la situación en el Tíbet, me reservaré el derecho de decir si voy a la ceremonia de inauguración y si es posible tomar otras iniciativas', agregó.

Criticado por los defensores de los derechos humanos por su falta de firmeza ante China respecto a la crisis en el Tíbet, el presidente francés levantó el tono el martes, al decir que no descarta boicotear la ceremonia de inauguración de los Juegos.

Francia asumirá el 1 de julio próximo la presidencia semestral de la Unión Europea.