Público
Público

Fukushima evoluciona "positivamente"

La OIEA se muestra optimista con la situación de la central, aunque dice que todavía sale humo del reactor 3. Se conecta la electricidad en la unidad 2 y se lanzan toneladas de agua para enfriar el número 4

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha asegurado que en las últimas horas se ha evolucionado positivamente en la central de Fukushima , pero la situación sigue siendo 'muy seria' en el peor accidente atómico desde el desastre de Chernóbil. El OIEA también ha indicado que continúa la inyección de agua marina en los reactores 1,2 y 3, pero que todavía sale una columna de humo blanco de la tercera unidad. Algo que también es 'motivo de preocupación'.

'Hubo desarrollos positivos en las últimas 24 horas, pero la situación sigue siendo muy seria', ha asegurado a la prensa el asesor científico del OIEA Graham Andrew. Entre las mejoras está 'el descenso significativo' de la temperatura en los depósitos de combustible nuclear después del rociado de agua de las últimas horas. Fuentes cercanas al OIEA, han confirmado una reunión de emergencia para mañana para tratar de profundizar sobre los más detalles de la situación sobre el terreno en la zona de la planta nuclear de Fukushima.

'Los niveles de radiación no han cambiado mucho desde ayer y están por debajo de los niveles dañinos para la salud humana', recalcó. Aún así, reconoció que 'en algunas áreas, la leche y algunos productos frescos, como espinacas y cebollas', están por encima por encima de lo establecido en Japón como 'seguro'.

La radiación detectada en las espinacas procedentes de la región cercana a la central nuclear de Fukushima supera 12 veces los niveles de seguridad establecidos por la Ley de Higiene Alimentaria. La radiación detectada en espinacas procedentes de la región cercana a la central nuclear de Fukushima superan ya los niveles de seguridad establecidos por las autoridades japonesas. En un kilogramo de estas espinacas se han medido 24.000 becquerelios de yodo radiactivo. Las espinacas fueron recogidas este viernes en Kitaibaraki, en la prefectura de Ibaraki, a unos 73 kilómetros de la central, según ha informado la agencia de noticias japonesa Jiji citando fuentes del gobierno de la prefectura.

Esta radiación supera en 12 veces el máximo establecido en la Ley de Higiene Alimentaria. Además, se han detectado 690 becquerelios de cesio, un nivel ligeramente superior al límite legal. Sin embargo, los niveles de radiación no suponen un riesgo inmediato para la salud pública, según estas fuentes.

El Gobierno afirma que los alimentos radioactivos no llegaron al mercado  

Pese a esto, el portavoz del Gobierno japonés, Yukio Edano, apuntó que esos hallazgos no suponen una amenaza inmediata para los consumidores y recordó que la detección de yodo radiactivo por debajo de los límites en Tokio y regiones del norte de la capital tampoco suponen un riesgo para la salud.

Edano añadió que esos alimentos no llegaron a los consumidores y que continuarán analizando datos y realizando pruebas para determinar si se debe regular la distribución de productos procedentes de las zonas cercanas a la central.

Pese a tal detección de radiactividad en los alimentos de esa aérea, las autoridades nucleares de Japón indicaron que no ampliarán la zona de evacuación fijada en 20 kilómetros desde el pasado sábado.