Público
Público

La generación sub-40, el recambio generacional que integra el núcleo duro del nuevo Gobierno de Gabriel Boric

Los protagonistas de las movilizaciones estudiantiles de 2011 llegan a los máximos cargos de poder de La Moneda.

21/01/2022 La futura ministra de Trabajo y Previsión Social de Chile saluda al presidente electo Gabriel Boric durante la presentación oficial de su gabinete
La futura ministra de Trabajo y Previsión Social de Chile saluda al presidente electo Gabriel Boric durante la presentación oficial de su gabinete. Alberto Valdés / EFE

Tras semanas de especulaciones y quinielas, finalmente este viernes el presidente electo de Chile, Gabriel Boric, ha dado a conocer los nombres de quienes conformarán su nuevo gabinete. En total, serán 24 ministerios que estarán dirigidos por 14 mujeres y 10 hombres, una mayoría de mujeres hasta ahora inédita no solo en el país, sino también en el continente americano.

Desde el Museo de Historia Natural, en el Parque Quinta normal del centro de Santiago, Boric pidió responsabilidad y diálogo a su nuevo equipo y les prometió el espacio para poder ejercer su trabajo con libertad: "Tengo la convicción de que un buen presidente no es el que está encima de sus ministros, respirándoles en la nuca, sino el que les permite brillar y desplegar todo su talento junto a sus equipos para avanzar en el proyecto colectivo que hemos suscrito".

Además de ser un Gobierno con mucho protagonismo femenino, será un gabinete joven, de 49 años de edad promedio, encabezado por un presidente que asumirá con 36, y con varios nombres que aportan a un recambio generacional de la política chilena.

Los 'millenial' al poder

El futuro presidente ha instalado en el corazón del futuro Gobierno a su círculo de hierro. La diputada comunista Camila Vallejo, de 33 años, asumirá como portavoz, mientras que el diputado del Frente Amplio Giorgio Jackson, de 34, lo hará al frente de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres, a cargo de las relaciones con el Parlamento). Ambos fueron compañeros de Boric al frente de las protestas estudiantiles del 2011 y, en 2014, llegaron junto a él a la Cámara de Diputados. Los tres representan una generación que en 10 años ha pasado de liderar las movilizaciones en la calle a entrar al palacio de La Moneda.

Otro de los nombres destacados es el de la doctora Izkia Siches, de 35 años, quien estará al frente del ministerio que concentra más peso político, el de Interior, y que por primera vez estará liderado por una mujer. Siches, quien también fue líder estudiantil y militó en el Partido Comunista (ahora es independiente), fue jefa de campaña de Boric durante la segunda vuelta. Su hito fue recorrer el país de norte a sur durante 12 días en el llamado "Bus de la Esperanza" para recoger apoyos para el entonces candidato frenteamplista.

"Hay un factor notorio por el que este grupo de jóvenes llegó a La Moneda y es el inmobilismo de generaciones mayores que no generaron espacios de recambio generacional gradual", explica la académica de la Universidad de Chile, Claudia Heiss. Según ella, "hubo una generación adulta que se quedó mucho tiempo en el poder y, a la vez, una generación –la que tenía 18 años cuando empezó la transición– que se saltó la participación política y estuvo más ausente de la vida política activa". Eso provocó –dice– "esta especie de recambio a saltos, que no fue una incorporación continua de nuevas generaciones en política, sino un salto a una generación que ya no vivió la dictadura".

El nuevo gabinete  "tendrá este elemento de mixtura entre juventud y experiencia"

El nuevo gabinete tiene siete integrantes de menos de 40 años, cuatro que están entre los 40 y los 49 y 13 que tienen más de 50. El ministro de más edad es el socialista Carlos Montes, hasta ahora senador, quien tomará las riendas del Ministerio de Vivienda; la más joven, con 32 años, es Antonia Orellana, periodista que encabezará el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. "El gabinete tendrá este elemento de mixtura entre juventud y experiencia que permita dar señal de cambio y al mismo tiempo reconstruir las confianzas", considera Marcelo Mella, académico de la Universidad de Santiago de Chile y autor del libro Querer poder, y saber, el impacto de la Confech en las movilizaciones estudiantiles 2011-2015.

Si bien se trata de un Gobierno intergeneracional, el peso de los principales ministerios recae en gente muy joven. Orellana, por ejemplo, se integrará, junto con Vallejo, Siches y Jackson, al comité político, formado por los ministerios clave del gabinete y que trabajan directamente con el presidente. Será la primera vez que el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género es parte de este órgano, una decisión que el futuro presidente tomó a propósito para asegurar que la perspectiva de género sea transversal en todos los ministerios.

"Es una generación de reemplazo que ha tenido unos años para adquirir un buen nivel de experiencia, principalmente como diputados", opina Mella. "Han aprendido sobre las complejidades de la acción colectiva, están dispuestos a escuchar y a formar alianzas con gente que piensa distinto y eso es una señal de crecimiento", añade Heiss.

Compromiso con el programa

Una de las señales más potentes de las intenciones de Boric de formar alianzas también se concretó este vienes. El exlíder estudiantil optó por diseñar un Gobierno con participación de todo el sector de la centro-izquierda, (excepto la Democracia-Cristiana, que se excluyó), en vez de limitarse a incluir solo el Partido Socialista, que prácticamente tenía el cupo asegurado desde el inicio por su apoyo incondicional durante la segunda vuelta.

El actual presidente del Banco Central será el ministro de Hacienda

Entre las figuras que toman protagonismo en este sector destaca Mario Marcel, actual presidente del Banco Central e influyente entre los empresarios. Cercano al Partido Socialista, pero independiente, conducirá el Ministerio de Hacienda, el quinto y último que integra el comité político, en una fuerte y tranquilizadora señal para los mercados. 

"Era necesario construir un maridaje entre los jóvenes políticos que buscan la transformación que la sociedad demanda y políticos con más experiencia que logren reconstruir las confianzas con sectores relevantes de la economía chilena para recuperar la senda del crecimiento y desarrollo que el país tenía en las últimas décadas", precisa Mella.

Primeros desafíos

Sobre los principales retos para el próximo Gobierno, Gabriel Boric anticipó que pondrá énfasis en continuar con la "exitosa" política de vacunación, "recuperar la economía" y comprometerse con la Convención Constitucional: "Vamos a cuidar nuestro proceso constituyente, otorgándole todas, todas –reiteró- las facilidades. En el Ejecutivo cuentan con un aliado para este proceso". También mencionó el conflicto entre el pueblo mapuche y el Estado chileno, que en los últimos días volvió a dejar víctimas mortales: "Se va a requerir diálogo, capacidad de entendimiento, inteligencia, destreza política y mucho trabajo".

El primer encuentro de trabajo del nuevo gabinete será el próximo 28 de enero. Luego, el 11 de marzo, Gabriel Boric recibirá la banda presidencial de manos de Sebastián Piñera, en un hito que abre una nueva etapa de la política chilena protagonizada por la juventud.

Más noticias de Internacional