Público
Público

El estado de Georgia prohíbe abortar a partir de la sexta semana de embarazo 

El Tribunal de Apelaciones del Undécimo Circuito emitió un fallo para que la prohibición entre en vigor desde este mismo miércoles. La ley también redefine el concepto de "persona" al incluir a un feto o embrión en cualquier etapa de desarrollo.

21/07/2022 - Manifestación contra el Tribunal Supremo en el caso Dobbs vs Jackson Women's Health que elimina el derecho federal al aborto en Atlanta, (Georgia), el 25 de junio de 2022.
Manifestación contra el Tribunal Supremo en el caso Dobbs vs Jackson Women's Health que elimina el derecho federal al aborto en Atlanta, (Georgia), el 25 de junio de 2022. Elijah Nouvelage / AFP

Georgia se ha sumado este miércoles a la creciente lista de estados de Estados Unidos que impiden el aborto una vez pasadas las seis primeras semanas de embarazo. La anulación del Tribunal Supremo de EEUU el caso Roe contra Wade ha permitido que un tribunal de apelaciones pueda aprobar una ley bloqueada en 2019.

El Tribunal de Apelaciones del Undécimo Circuito ha recalcado que "queda claro que no existe ningún derecho al aborto en la Constitución, por lo que Georgia puede prohibirlos". En ese sentido, ha anulado una sentencia de un tribunal inferior que bloqueaba la definición de persona de la ley, permitiendo que los embriones y fetos se definan como "personas", según la ley de este estado, tal y como informa el diario The Wall Street Journal

La ley prohíbe la mayoría de los abortos después de "un latido humano detectable", con excepciones para emergencias médicas, casos de violación e incesto que hayan sido denunciados a la Policía. También si se determina que un feto no es viable por problemas médicos.

Según la denuncia de varias organizaciones no gubernamentales, la ley entra en vigor este mismo miércoles en Georgia y la califican de "muy poco ortodoxa". Según ha emitido el Centro de Derechos Reproductivos en un comunicado la ley "no espera el período normal de 28 días para que se emita el mandato oficial".

Ley controvertida 

La prohibición del aborto de seis semanas, aprobada en 2019, fue bloqueada previamente por un fallo de la corte de distrito que la declaró inconstitucional. El Tribunal del 11º Circuito revocó esta decisión debido al precedente de un fallo del Tribunal Supremo, que con una mayoría conservadora de seis jueces frente a tres liberales acabó con la protección federal del derecho al aborto.

"Esta cruel prohibición del aborto negaría a nuestras pacientes el derecho a tomar decisiones sobre sus propios embarazos, cuerpos y futuros", ha subrayado en un comunicado la directora ejecutiva del Feminist Women's Health Center, Kwajelyn J. Jackson.

"En solo unas pocas semanas, ya hemos visto que grandes franjas del sur eliminaron prácticamente todo el acceso al aborto", denunció Alice Wang, abogada del Centro de Derechos Reproductivos.

"Esta ley niega a las mujeres el derecho a tomar decisiones sobre sus propios embarazos, cuerpos y futuros", subraya J. Jackson

"Es horrible que políticos y jueces extremistas hayan obligado a las personas embarazadas y a sus proveedores de atención médica a esta pesadilla. Continuaremos utilizando todas las herramientas a nuestra disposición para luchar por el acceso al aborto en Georgia y en todo el país para que todos tengan el poder de decidir si tener un hijo y cuándo", apuntó por su parte Julia Kaye, del Proyecto ACLU de Libertad Reproductiva.

Hasta ahora, en el estado de Georgia, gobernado por el republicano Brian Porter Kemp, el aborto era legal hasta las 21 semanas y 6 días de embarazo, a partir del último período menstrual de la paciente. Por su parte, ha indicado que la decisión tomada por el Tribunal de apelaciones "afirma nuestra promesa de proteger la vida en todas las etapas". La decisión de firmar este fallo se ha tomado en un contexto en el que varios estados liderados por conservadores aprobaron las mismas prohibiciones denominadas por sus partidos como "proyectos de ley latidos". 

El estado se enfrenta a unas elecciones en noviembre en las que el republicano se enfrentará a la demócrata Stacey Abrams, que ha calificado esta ley como "draconiana". "Cuando sea elegida como la próxima gobernadora de Georgia, lideraré la lucha para derogar esta ley y devolver el poder a las mujeres", ha afirmado Abrams.

¿Te ha resultado interesante esta noticia?

Más noticias de Internacional