Público
Público

El gobierno de Trump, acorralado tras su llamada al presidente ucraniano

Dimisiones, proceso de 'impeachment' y filtraciones a la prensa. El ejecutivo de Donald Trump al frente de la Casa Blanca se torna oscuro.

Trump, bajando del Air Force One este jueves. REUTERS/Jonathan Ernst

efe

El hasta ahora enviado especial para Ucrania de Estados Unidos, Kurt Volker, dimitió este viernes tras aparecer citado en el escándalo de la llamada entre el presidente, Donald Trump, y su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, informaron medios locales.

Su dimisión, aunque sin explicación oficial, es la primera que deriva del escándalo ucraniano, que ha provocado que la oposición demócrata haya iniciado los trámites para abrir en el Congreso de EE.UU. un juicio político contra Trump.

En el epicentro del terremoto político se encuentra la llamada del pasado 25 de julio en la que Trump pidió a su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, que investigase al exvicepresidente y precandidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, y a su familia por presunta corrupción en Ucrania. Trump, además, bloqueó una transferencia de cerca de 400 millones de dólares en ayuda militar a Kiev hasta semanas después de su llamada con Zelenski.

La llamada provocó que un funcionario -un agente de la CIA según The New York Times- presentase una queja interna, que tras una pugna política entre el Congreso y el Gobierno se hizo pública esta semana y provocó el inicio del proceso para un juicio político en contra de Trump.

De hecho, los demócratas de la Cámara de Representantes -los encargados de construir un caso para destituir a Trump- habían anunciado que citarían a declarar a Volker la próxima semana.

Volker había sido embajador de Estados Unidos ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y desde 2017 ocupaba el puesto de enviado especial para Ucrania, encargado de asesorar a Kiev en su conflicto con las provincias orientales separatistas del Donbás.

Volker apareció mencionado en la queja interna que un funcionario de inteligencia presentó sobre la llamada entre Trump y Zelenski, un documento que se hizo público este jueves.

De acuerdo con esa queja, el enviado especial para Ucrania fue uno de los funcionarios estadounidenses encargados de "contener los daños" ante Kiev, ayudándolos a navegar en la relación con Trump y con su abogado personal, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, a quien describe como "figura central" en la trama.

Más noticias de Internacional