Público
Público

Una grieta en el reactor 2 de Fukushima vierte agua contaminada al océano

Los operarios de Tepco luchan por cerrar las grietas. El primer ministro japonés hace su primera visita sobre el terreno a una región devastada por la catástrofe

PUBLICO.ES/ REUTERS

Siguen las tareas para controlar los escapes radiactivos en la central nuclear de Fukushima . Los operarios de la planta trabajan para cerrar la fuga al mar de material radiactivo, después de que Tepco, operadora de la central, anunciase hoy la presencia de una grieta en un pozo que filtraba agua contaminada al océano. Mientras, Naoto Kan, primer ministro nipón, hizo su primera visita oficial a una región devastada por el terremoto y el posterior tsunami del 11 de marzo.

En su anuncio de hoy, la operadora señala que la contaminación alcanza los 1.000 milisieverts de radiación por hora en las aguas cercanas a la central. De ahí, la rápida reacción de sus operarios por controlar el vertido.

Mientras Tepco y los operarios se ponen de acuerdo para cerras las posibles fugas, el primer ministro de Japón aprovecha para atender por primera vez a los refugiados afectados por el terremoto y el posterior tsunami.

"El Gobierno trabajará duro con ustedes hasta el final" Naoto Kan, primer ministro japonés, viajó al campamento instalado en el pueblo pesquero de Rikuzentakata, donde el terremoto y el tsunami dejaron a 28.000 desaparecidos. "El Gobierno trabajará duro con ustedes hasta el final. Quiero que todos hagan también su mejor esfuerzo", dijo Kan, citado por la agencia de prensa Kyodo, a un sobreviviente en una escuela usada como centro de evacuación.

La demora del primer ministro ha enojado a algunos de los supervivientes que le criticaron a su llegada por su gestión de la crisis nuclear y humanitaria de Japón."Hay gente que ni siquiera puede ir a buscar a los muertos. Quiero que le preste atención a ellos", dijo Kazuo Sato, un pescador de 45 años, a Kyodo News.

Más noticias de Internacional