Público
Público

Gaza La guerra de Gaza más allá del campo de batalla

De forma paralela a lanzamiento de misiles y cohetes, la última guerra de Gaza ha visto crecer de manera exponencial los mensajes a favor y en contra de Israel y los palestinos. En las redes sociales, como era de esperar, pero también en medios tradicionales de gran difusión, se han registrado enfrentamientos. Los palestinos han estado más visibles que nunca.

Anuncio publicado en 'The New York Times' contra tres mujeres que defienden los derechos de los palestinos.
Anuncio en 'The New York Times' contra tres mujeres que defienden a los palestinos. NYT / Twitter

El reciente conflicto de once días entre Israel y Hamás ha tenido repercusiones inéditas fuera del campo de batalla, especialmente en las redes sociales, donde los defensores de los palestinos han intervenido como nunca hasta ahora causando una seria preocupación tanto en Israel como en círculos sionistas del exterior.

Una de las polémicas más comentadas ha sido la que causó el rabino ortodoxo americano Shmuley Boteach al publicar en la quinta página de The New York Times un anuncio de una página completa, valorado en 250.000 euros por lo menos, contra tres mujeres célebres en el mundo del espectáculo que con anterioridad habían expresado su apoyo a los palestinos.

El anuncio recurría al consabido estereotipo de que las tres mujeres son "antisemitas" por defender los derechos de los palestinos, que viven humillados constantemente bajo un régimen claro de apartheid y a quienes Israel despoja cada día de otro trozo de sus tierras vulnerando todo tipo de leyes y ante la pasividad de la comunidad internacional.

El rabino Boteach adquirió recientemente cierta notoriedad por su apoyo incondicional a las políticas del presidente Donald Trump y ha defendido sistemáticamente la presencia militar israelí en los territorios ocupados en la guerra de 1967, llegando a condenar a los palestinos de Hebrón que protestan por las expropiaciones forzosas de tierras que sufren por parte del ejército israelí.

Una de las mujeres señaladas en el anuncio es la cantante pop musulmana Dua Lipa, oriunda de Kosovo y con nacionalidad británica, ganadora del premio Grammy. En el Reino Unido Dua Lipa ha apoyado al partido laborista mientras que en Estados Unidos ha respaldado a Bernie Sanders, el senador judío progresista, aunque posteriormente la cantante de solo 26 años recogió apoyos para el candidato Joe Biden dentro de la comunidad kosovar americana en las últimas elecciones. Su éxito Levitating está actualmente en el número dos del Billboard Top 100.

Las otras dos mujeres señaladas como antisemitas en el espacio publicitario del rabino Boteach son la popular modelo Bella Hadid y su hermana también modelo Gigi. La madre de ambas es una exmodelo holandesa mientras que el padre es un constructor americano de origen palestino afincado en California.

Bella Hadid participó en una manifestación de apoyo a los palestinos de la Franja de Gaza que se celebró en Nueva York en plena guerra. Su hermana Gigi publicó informaciones criticando los bombardeos de Israel que causaron la muerte de 67 niños. Y Dua Lipa apoyó a los palestinos del barrio de Sheikh Yarrah en Jerusalén, a quienes se les están quitando las casas para dárselas a colonos judíos.

La popularidad de Bella Hadid se refleja en una cuenta de Instagram con más de 42 millones de seguidores en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos, aunque su hermana mayor la supera con 66 millones de seguidores. Las cifras de seguidores de ambas también son millonarias en Facebook y Twitter y sus rostros se han popularizado en las portadas de las principales revistas de sociedad como Vogue.

En cuanto a Dua Lipa, que ha ganado decenas de galardones y muchos la consideran la cantante moderna más popular del planeta, cuenta con 66 millones de seguidores en Instagram. El rabino Boteach dice que las tres han denigrado al Estado judío y lo han acusado de limpieza étnica, unos cargos que han sido denunciados con anterioridad por distintas ONG internacionales.

Previendo que el anuncio puede tener repercusiones negativas para sus carreras, las tres mujeres se han defendido. Dua Liba ha replicado: "Rechazo esas alegaciones falsas y horribles. The Global Values Network (del rabino Boteach) ha falseado lo que yo dije, pues he escrito que me solidarizado con todos los perseguidos y rechazo todas las formas de racismo".

El incidente muestra que en Estados Unidos los defensores de los palestinos están ocupando poco a poco posiciones visibles no solo en el mundo político, sino también en el espectáculo, un territorio desconocido para ellos hasta ahora, lo que está creando quebraderos de cabeza a Israel y a las organizaciones sionistas americanas que no estaban acostumbradas a esta circunstancia.

La guerra informativa sobre Gaza se ha librado a fondo en las redes sociales árabes, donde por primera vez de una manera amplia los defensores de la causa palestina han recurrido a escribir sus mensajes en árabe pero sin puntos diacríticos en las letras. Es decir, han usado la escritura árabe de la más remota antigüedad, cuando no existían todavía puntos diacríticos.

Aunque este tipo de escritura dificulta la lectura de los mensajes, al mismo tiempo evita que los censores de Facebook o Twitter puedan utilizar fácilmente los algoritmos habituales para detectar mensajes críticos contra Israel. Numerosos foros árabes fueron censurados durante la guerra, de modo que los defensores de la causa palestina tuvieron que ingeniárselas con imaginación para sortear la censura.

A pesar de ello muchos foros árabes fueron cancelados, generalmente por un mes, lo que propició que los internautas abrieran foros alternativos durante los periodos que duraban las sanciones. Durante los once días de guerra, la actividad de estos foros fue considerable y los internautas debieron realizar un gran esfuerzo para mantenerlos abiertos.

Pero esto no es todo. El jueves de esta semana más de 600 músicos americanos firmaron una carta pidiendo a los artistas que no realicen conciertos en Israel en una forma de boicot contra los excesos de la ocupación que carece de precedentes en Estados Unidos en cuanto al número y la categoría de los firmantes, entre quienes se encuentran Patti Smith y varios artistas judíos.

Más noticias de Internacional