Público
Público

Herido el presidente interino de Mali en un asalto al palacio presidencial

Grupos de manifestantes protestaban por la prolongación del mandato de Traoré

El presidente interino de Mali, Dioncounda Traoré, ha resultado herido durante el asalto frustrado de grupos de manifestantes al palacio presidencial de Bamako, informaron fuentes médicas y testigos.

Manifestantes de la plataforma progolpista Coordinación de Organizaciones Patrióticas de Mali (COPAM) protestaban por la prolongación del mandato de Traoré. Según una fuente de la COPAM, la guardia presidencial disparó a los manifestantes y causó cinco muertos y numerosos heridos, aunque esta información no ha podido ser contrastada por otras fuentes. Según testigos que participaron en el asalto, Traoré fue agredido en la cabeza, aunque esta información no ha sido confirmada oficialmente.

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y la Junta Militar que se hizo con el poder en Mali el pasado 22 de marzo acordaron el sábado que Traoré, designado el 12 de abril como presidente interino por un periodo de 40 días, continúe dirigiendo la transición. Los enfrentamientos de hoy siguieron a una multitudinaria concentración en la que decenas de miles de malienses condenaron lo que consideran una injerencia de la CEDEAO en los asuntos internos del país.

La CEDEAO y la Junta Militar ampliaron el mandato inicial de 40 días de Traoré

Los participantes, convocados por la COPAM, que reúne a 60 grupos políticos y civiles simpatizantes de la Junta Militar, mostraron su desacuerdo con el reciente convenio alcanzado entre la junta golpista y la CEDEAO y abogaron por una vía nacional. El presidente de la COPAM, Amadoun Amion Guindo, dijo que su organización no reconoce el pacto por el cual Traoré seguirá a la cabeza del Estado por un periodo aún por determinar.

Reunidos en el Palacio de Convenciones de Bamako, los participantes portaban carteles contra la CEDEAO, Francia y Traoré, a los que acusan de ser cómplices de los grupos armados que controlan el norte del país desde finales de marzo. "Mali no es un barrio de la CEDEAO", gritaban algunos participantes en referencia a las presiones ejercidas por esta organización africana a los militares golpistas para que aceleren el restablecimiento del orden constitucional.

Con su presencia, los manifestantes mostraban su apoyo a la celebración por parte de la COPAM de una reunión nacional para diseñar una hoja de ruta de la transición. "El objetivo de esta convención es que el presidente de la transición sea elegido por los malienses y no por los mercenarios de la CEDEAO", dijo a Efe Adama Traoré, un militante de la COPAM.

Miles de malienses condenan lo que consideran una injerencia en los asuntos del país

El pasado 6 de abril, tras una intensa mediación de la CEDEAO, la Junta Militar se comprometió con la reinstauración del orden constitucional a cambio del levantamiento de las sanciones que habían impuesto los estados africanos, así como de una amnistía a los militares. Fruto de este compromiso, Dioncounda Traoré, entonces presidente del Parlamento, fue designado jefe del Estado interino por un periodo de 40 días que concluía mañana, martes, y en el que debería haber fijado la celebración de elecciones.

La semana pasada, la CEDEAO cargó de nuevo contra los uniformados y sus socios civiles, a los que acusó de entorpecer el proceso de transición. Tras amenazar con la imposición de nuevas sanciones, la CEDEAO se embarcó en una nueva serie de negociaciones con el presidente de la junta militar, Amadou Haya Sanogo, para intentar dar un espaldarazo a la transición política.

Tras unas maratonianas jornadas de negociación, el pasado día 18 el Parlamento aprobó una Ley de Amnistía a favor de los golpistas. Al día siguiente se acordó que Traoré continúe como presidente transitorio y ayer, domingo, se dio luz verde a que Sanogo adquiera el estatus de ex jefe de Estado. No obstante, los grupos progolpistas insisten en continuar con la celebración de su convención para elegir un nuevo presidente interino.