Público
Público

El hermano de Merah, imputado por complicidad en los asesinatos

Abdelkader Merahs es conocido de los servicios de seguridad por ayudar a entrar a milicianos yihadistas en 2007

PUBLICO.ES / AGENCIAS

Abdelkader Merah fue imputado hoy por complicidad en los siete asesinatos cometidos por su hermano Mohamed en Toulouse y Montauban, en el sur de Francia, y fue mantenido en detención provisional, informó su abogada. Un juez de París tomó esta decisión a petición de la Fiscalía, que abrió una investigación judicial por complicidad en los siete asesinatos y por asociación de malhechores con vistas a preparar actos terroristas.

El hermano del asesino que murió en una lluvia de balas de la policía francesa seguirá entre rejas mientras se le investiga su complicidad en los crímenes, según indicó la oficina de la fiscalía. Abdelkader Merah, de 29 años, detenido el miércoles pasado mientras la policía asediaba el apartamento de su hermano Mohamed en Toulouse tras el asesinato de cuatro soldados, tres niños judíos y un rabino, ha sido puesto bajo investigación formal tras cuatro días de interrogatorios preliminares.

"Las averiguaciones de la policía han producido graves pistas y concordancias que sugieren que su participación como cómplice en delitos relacionados con una trama terrorista es plausible", indicó en un comunicado la oficina de la fiscalía pública parisina. La investigación intentará establecer si Abdelkader Merah, que según la fiscalía ya era conocido de los servicios de seguridad por ayudar a entrar a milicianos yihadistas en Irak en 2007, debe ser juzgado. Su esposa fue puesta en libertad.

Abdelkader Merah dijo durante los interrogatorios preliminares que está orgulloso de los asesinatos cometidos por su hermano de 23 años, según una fuente policial. La policía también encontró explosivos en un coche de su propiedad, según el fiscal de París que encabeza el caso. El hermano menor del detenido, Mohamed Merah, murió el jueves por disparos de un francotirador tras un tiroteo con la policía y un asedio de más de 30 horas durante el que confesó los asesinatos.

Más noticias de Internacional