Público
Público

Huawei Libertad bajo fianza para la ejecutiva de Huawei detenida en Canadá

EEUU acusa a Meng Wanzhou de fraude con el objetivo de violar las sanciones comerciales impuestas a Irán, algo que la directiva china niega. La directiva ha pagado una fianza de 10 millones de dólares canadienses. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei/EFE

La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, ha conseguido hoy que un juez canadiense le concediera la libertad bajo fianza justo cuando la crisis diplomática entre Ottawa y Pekín pareció empeorar con la detención de un ex diplomático canadiense en China, Michael Kovrig, que ahora trabaja para el centro de pensamiento International Crisis Group en China. Las autoridades estadounidenses acusan a Meng de fraude con el objetivo de violar las sanciones comerciales impuestas por EEUU a Irán, algo que la directiva china niega.

El juez William Ehrcke tomó esa decisión después de tres días de vistas en las que la Fiscalía canadiense se opuso a la petición de los abogados defensores de conceder la libertad bajo fianza por temor a que Meng, hija del fundador de Huawei y con acceso a una fortuna de 3.200 millones de dólares, se fugara.

Al final, Ehrcke decidió que Meng sea puesta en libertad tras el pago de una fianza de 10 millones de dólares canadienses (unos 7,5 millones de dólares estadounidenses) hasta que se decida si es extraditada a Estados Unidos. Meng, de 46 años, fue arrestada por las autoridades canadienses a petición de Estados Unidos el pasado 1 de diciembre en Vancouver, donde hizo escala de camino hacia México.

Ottawa ha confirmado hoy la detención de Kovrig y ha afirmado desconocer las razones de su arresto aunque inicialmente el ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph Goodale, valoró que no estaba conectado con la situación de Meng. Kovrig, que estuvo destinado en Pekín y la ONU, fue la persona encargada de organizar la visita del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, a China en diciembre de 2017, según la radiotelevisión púbica CBC.

El arresto de Kovrig se produjo también después de que las autoridades chinas amenazasen durante el fin de semana a Ottawa con graves consecuencias si Meng no era puesta en libertad de forma inmediata. El Gobierno de Justin Trudeau intentó la pasada semana distanciarse del arresto de Meng y recordó que la Justicia funciona de forma independiente y que no se ha producido ninguna interferencia política. Hoy, el juez Ehrcke ha reconocido que el caso ha sido excepcional. La puesta en libertad es solo la primera batalla jurídica a la que se enfrenta Meng en Canadá.

EEUU tienen 60 días para presentar en Canadá su petición formal de extradición. En caso de no hacerlo, Meng quedaría en libertad de forma automática

La ciudadana china, que posee dos mansiones en Vancouver, ciudad en la que vivió durante varios años hasta 2009 y en la que su esposo también ha residido, encara ahora un prolongado litigio que se puede prolongar durante años para determinar si es extraditada a EE.UU. Antes, las autoridades estadounidenses tienen 60 días para presentar en Canadá su petición formal de extradición. En caso de no hacerlo, Meng quedaría en libertad de forma automática.

Entre las condiciones impuestas por el juez canadiense a Meng para conseguir su libertad bajo fianza está portar un brazalete con GPS para conocer en todo momento su paradero y además estar vigilada las 24 horas del día, los siete días de la semana, por un servicio de seguridad que la seguirá cada vez que abandone su domicilio. Meng también tiene prohibido abandonar la provincia de Columbia Británica y tiene que estar en su domicilio desde las 23.00 hasta las 06.00 horas.

El juez también dijo que Meng tiene que comparecer de nuevo ante el tribunal el 6 de febrero para proseguir con el caso de extradición.

Detención de Michael Kovrig en China

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China también ha confirmado hoy la detención de Kovrig y ha alegado que la "ONG" para la que trabajaba en el país asiático no estaba registrada.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Lu Kang ha asegurado que "esa ONG no está registrada en China en este momento", en referencia al laboratorio de ideas International Crisis Group (ICG), para el que trabajaba, según las autoridades canadienses.

"Esta organización no está registrada en China según la ley. Si el empleado de ICG Michael Kovrig estaba en China realizando 'actividades' para ese grupo, entonces podría haber violado la ley de las ONGs extranjeras en China", dijo Lu sin especificar más detalles ni esclarecer si se le han imputado cargos.