Público
Público
Únete a nosotros

Iglesia y oposición reclaman la dimisión de Berlusconi

Los pinchazos policiales sobre las orgías acorralan al primer ministro italiano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Silvio Berlusconi se enfrenta a la última partida con sólo dos cartas en la mano. La que tenía escondida en la manga la gastó el pasado mes de diciembre sorteando una moción de censura con el apoyo de un puñado de tránsfugas. Y durante los 16 años que lleva en la política ha sido capaz de esquivar a la Justicia por presuntos casos de soborno, evasión de impuestos y blanqueo de capitales. Pero lo que de manera resignada se había aceptado como una característica casi cómica del personaje (las fiestas, la afición a las mujeres) va a ser lo que le lleve a dar el último paso.

El caso Ruby, nombre de la chica marroquí que iba a las fiestas de Berlusconi desde que tenía 16 años y que coloca al primer ministro italiano bajo investigación por un presunto delito de prostitución de menores, se ha extendido como una mancha de aceite y le deja dos opciones: la dimisión o el adelanto electoral.

Il Cavaliere' sabía que la joven Ruby era menor cuando acudía a sus fiestas

Porque las intervenciones telefónicas filtradas a la prensa y que se encuentran en el informe de 389 páginas que la Fiscalía de Milán presentó el lunes al Parlamento han colmado la paciencia de todos los sectores del país. El presidente de la República, Giorgio Napolitano, emitió por la mañana un comunicado en el que se dijo sabedor de la 'preocupación de la opinión pública' y pidió a la fiscalía que 'proceda de la manera más rápida a una verificación completa de las investigaciones'. Berlusconi sabía que Ruby era menor, según las filtraciones.

Las aficiones picantes del primer ministro también tuvieron su respuesta desde la Iglesia. Avvenire, diario de la Conferencia Episcopal Italiana, expresaba en su editorial que 'sólo la idea de que un hombre que ocupa un alto cargo del Estado esté implicado en historias de prostitución de menores es tremendo y ofende'.

Eran reacciones que venían después de que los italianos comprobaran al leer los periódicos que Berlusconi prometió a Ruby 'hacerle de oro' si guardaba silencio; que escucharan en los informativos cómo la delegada del Pueblo de la Libertad en Lombardía, Nicole Minetti, explicaba a las chicas nuevas que con Il Cavaliere 'todas tienen su oportunidad'; o supieran que otro de los implicados, Emilio Fede, pagó 10.000 euros de su bolsillo 'a una chica que había sacado fotos con su móvil' en casa de Berlusconi.

El presidente Napolitano pide a la fiscalía que acelere las investigaciones

La oposición pidió una vez más su dimisión. Para el Partido Democrático, Berlusconi 'debería retirarse a su vida privada'. Antonio Di Pietro, de Italia de los Valores, aseguró que 'es hora de que el Parlamento lo mande a su casa'. El primer ministro dio su respuesta: '¿Dimitir? Pero... ¿estáis locos?'.

¿Sobrevivirá Berlusconi al enésimo escándalo?
Las pruebas que maneja la Fiscalía de Milán son tan sólidas que ha pedido un proceso judicial por la vía rápida. El juicio podría celebrarse a mediados de febrero. Además, Berlusconi tiene otros tres juicios pendientes (‘Mills’, ‘Mediatrade’ y ‘Mediaset’) y, con la invalidación la semana pasada del legítimo impedimento por la Corte Constitucional, lo más probable es que en los próximos meses pase más tiempo en los tribunales que en el Palazzo Chigi. Parece complicado que pueda gobernar en estas condiciones.

¿Las elecciones anticipadas son su única alternativa?
Si Berlusconi convoca elecciones y las gana sería un modo de desacreditar a los fiscales y certificar que los italianos, pese a todo, siguen confiando en él. El Ejecutivo está en minoría en el Parlamento desde noviembre, cuando el presidente de la Cámara, Gianfranco Fini, y otros 37 diputados salieron de la coalición y formaron su propio partido (Futuro y Libertad). Berlusconi ganó una moción de censura en diciembre gracias a tres tránsfugas, pero no tiene los votos suficientes para aprobar cada ley que se proponga. Sólo las elecciones pueden aclarar su futuro.

¿Las noches de ‘bunga bunga’ tendrán alguna repercusión en los votantes?
Afectará sobre todo a los votantes católicos. El diario de la Conferencia Episcopal criticó con dureza las andanzas nocturnas de Berlusconi con prostitutas que le reclutaba su ex dentista Nicole Minetti. A esto le pueden seguir otras declaraciones desde el Vaticano. Además, con la salida de Fini del Gobierno se creó el Pueblo de la Libertad, una coalición del centroderecha moderado que pretende revivir los principios de la Democracia Cristiana, el partido más sólido de Italia tras la Segunda Guerra Mundial.