Público
Público
CAPITOLIO

La investigación del asalto al Capitolio arranca con el Congreso dividido y la actuación policial en el punto de mira

El comité que investiga el asalto inició la sesión con nuevas imágenes del suceso del pasado 6 de enero. 

Imagen del Capitolio de Estados Unidos custodiado por varios guardias de seguridad.
Imagen del Capitolio de Estados Unidos custodiado por varios guardias de seguridad. Evelyn Hockstein / REUTERS

El comité que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero arrancó este martes su primera sesión con un escalofriante vídeo en el que se pudo ver cómo una turba de seguidores del expresidente Donald Trump agredía e insultaba a agentes de policía. 

Frente a los ojos de los legisladores desfilaron las imágenes de agentes intentando contener a los simpatizantes de Trump que, armados con bates y palos de hockey, entre otros objetos, intentaron abrirse paso para impedir que se ratificara la victoria del candidato demócrata y actual mandatario, Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2020. 

Trump aseguraba sin pruebas que hubo fraude en esos comicios y el 6 de enero dio un discurso en los alrededores de la Casa Blanca e instó a sus seguidores a marchar a la sede del Congreso. 

El comité que investiga el asalto al Capitolio tiene la misión de esclarecer por qué ocurrió el asalto, quién es responsable y qué puede hacerse para evitar otro suceso similar. 

En un principio, la idea era que el comité fuera similar al ente bipartidista de carácter independiente que investigó los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, pero los republicanos del Senado primero bloquearon su creación y ahora los republicanos de la Cámara Baja están boicoteando las audiencias.

El líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, no quiere que ninguno de sus correligionarios participen en la investigación y ha prometido que tomará represalias contra quienes lo hagan.

La comisión actualmente está compuesta por siete demócratas (Zoe Lofgren, Adam Schiff, Pete Aguilar, Stephanie Murphy, Jamie Raskin, Bennie Thompson, y Elaine Luria) y dos republicanos moderados: Adam Kinzinger, y Liz Cheney, hija del exvicepresidente Dick Cheney (2001-2009).

Todos ellos han sido nombrados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien ha impulsado la creación del comité. 

Las autoridades estiman que, el 6 de enero, unas 10.000 personas marcharon hacia el Capitolio y unas 800 irrumpieron dentro del edificio para impedir que se ratificara la victoria de Biden.

Cinco personas murieron y cerca de 140 agentes fueron agredidos por manifestantes partidarios de Trump. 

Hasta ahora, unas 550 personas han sido imputadas por cargos relacionados con el asalto de enero, incluidas 165 personas acusadas de delitos de agresión a la autoridad.

Cuatro policías obligan a EEUU a confrontar el horror del asalto al Capitolio

Estados Unidos se vio obligado a confrontar este martes el horror del asalto al Capitolio con el testimonio de cuatro de los policías que se enfrentaron a la turba de seguidores del expresidente Donald Trump y que tuvieron que soportar golpes, insultos y puñetazos.

Algunos de los agentes, incluso, pensaron que iban a perder la vida defendiendo tanto el edificio como a los legisladores que estaban dentro para ratificar la victoria en las elecciones de noviembre del candidato demócrata y actual mandatario, Joe Biden.

"Podía sentir cómo estaba perdiendo oxígeno y pensé, así es como voy a morir, defendiendo esta entrada", narró el sargento Aquilino Gonell de la Policía del Capitolio.

El testimonio de Gonell, nacido en la República Dominicana, cautivó a la pequeña sala donde se celebró la primera audiencia del comité impulsado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para investigar el asalto del 6 de enero, en el que murieron cinco personas, entre ellas un policía.

Gonell describió el 6 de enero como una "batalla medieval" en la que los agentes intentaron defender "pulgada a pulgada" el Capitolio de una turba que exhibió una violencia "terrorífica y devastadora" y que estaba armada con cuchillos, palos, bates, gas pimienta y escudos que habían arrebatado a la policía.

Más noticias de Internacional