Público
Público

El islamista Mursi jura como primer presidente electo de Egipto

El candidato de Hermanos Musulmanes promete recurrir a expertos de todas las tendencias para "consagrar una Estado democrático y constitucional"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El islamista Mohamed Mursi ha jurado este sábado el cargo de presidente de Egipto ante el Tribunal Constitucional , convirtiéndose en el primer civil que accede a la jefatura de Estado, tras vencer en los comicios con un 51,7 % de los votos. 'Juro por Dios, que es grande, preservar con lealtad el sistema republicano, respetar la Constitución y la ley, tener en consideración los intereses del pueblo de manera total y preservar la independencia de la patria, su integridad y su territorio', dijo Mursi en un acto en la sede de Constitucional, en el sur de El Cairo.

Vestido con traje azul oscuro y corbata roja, Mursi leyó el juramento de un papel ante el pleno, presidido por el juez Faruq Sultan, que encabeza también la Comisión Electoral Presidencial. Después, el islamista pronunció un breve discurso en el que destacó la importancia del Constitucional, pese a que en un principio quería prestar juramento como presidente ante el Parlamento, disuelto por una decisión de este tribunal que halló irregularidades en su composición. 'Respeto y valoro el Tribunal Constitucional y sus fallos', afirmó Mursi, que lo calificó de 'componente fundamental' para construir el futuro del nuevo Egipto, donde haya una 'verdadera' democracia y estabilidad.

Mursi es el primer civil que accede a la Presidencia y el primer jefe de Estado elegido en unas elecciones democráticas en la historia de Egipto. 'Hoy nace un Estado fuerte con su pueblo, su historia, sus creencias y sus instituciones, en cuyo corazón está el Tribunal Constitucional'.

Tras la ceremonia de investidura, Mursi se dirigió a la Universidad de El Cairo desde donde dirigió su primer discurso a la nación. El recién investido presidente aseguró que el Ejército volverá a dedicarse a sus deberes de proteger la seguridad de la patria. 'La Junta Militar cumplió con su promesa de que no será una alternativa a la voluntad popular. Ahora las instituciones elegidas volverán a desempeñar sus deberes y el Ejército volverá a dedicarse a sus labores de proteger la seguridad de la patria', dijo Mursi.

Mursi apuntó que la Asamblea Constituyente recurrirá a expertos de todas las tendencias para 'consagrar una Estado democrático, constitucional, moderno e instaurar las libertades públicas, además de garantizar la independencia judicial, la libertad de pensamiento, de creación e innovación que lleven a Egipto a un Estado moderno'. Dirigiéndose a los familiares de las víctimas de la revolución, presentes en la sala, Mursi aseguró que siempre los tiene en mente. 'Lo dije y lo repito: La sangre de los mártires está en mi cuello ', afirmó.

'Este pueblo salió revolucionario a las plazas de la dignidad y de los mártires, hizo caer ese injusto régimen y corrigió la marcha de la autoridad de una manera civilizada -señaló-. Yo les digo a quienes temen que la marcha se desvíe a otros caminos: el pueblo me eligió para que continúe', aseveró.

Mursi manifestó su apoyo al pueblo palestino y al sirio y pidió que cese el derramamiento de sangre de este último. 'Nosotros deseamos que esto pare y nos esforzaremos para lograrlo', indicó Mursi, quien adelantó que Egipto no exportará su revolución ni intervendrá en los asuntos de otros países, del mismo modo que no aceptará injerencias extranjeras en sus asuntos.

 

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, el liberal Guido Westerwelle, felicitó hoy al islamista Mohamed Mursi como nuevo presidente de Egipto y le deseó 'buena mano para superar las grandes tareas que tiene por delante'.'El primer presidente elegido democráticamente en la larga historia de Egipto ha jurado su cargo. Felicito a Mohamed Mursi por su histórico triunfo electoral y le deseo buena mano para superar las grandes tareas que tiene por delante', señaló el jefe de la diplomacia alemana en un comunicado.

Agregó que Mursi 'tiene que hacer ahora todo lo posible por convertirse en representante de todos los egipcios'. 'Saludo su compromiso claro y público con la democracia y la tolerancia, la reconciliación interna y la paz hacia el exterior', añade Westerwelle, quien subraya que 'Egipto se encuentra ante grandes desafíos'.