Público
Público

Israel exige a la Autoridad Palestina a elegir con quién quiere la paz

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advierte de que "no es posible la paz con los dos porque Hamás tiene la aspiración de destruir a Israel y así lo ha dicho abiertamente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, exige a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a 'elegir entre la paz con Israel o la paz con Hamás'. 'No es posible la paz con los dos porque Hamás tiene la aspiración de destruir a Israel y así lo ha dicho abiertamente', señala en un comunicado.

Estas declaraciones se producen después de que Hamás y Al Fatah llegasen a un 'entendimiento' en Egipto y acordasen formar un gobierno conjunto para preparar elecciones en Palestina dentro de un año.

Netanyahu cree que 'la mera idea de una reconciliación refleja la debilidad de la ANP' y le hace cuestionarse 'si Hamás se hará con el control de Judea y Samaria (nombre bíblico y oficial en Israel de Cisjordania), tal y como hizo en Gaza' en 2007. 'Espero que la Autoridad Palestina elija correctamente y que elija la paz con Israel. La elección está en sus manos', concluye el comunicado.

Un portavoz de Hamás, Taher al-Noono, ha declarado en El Cairo, en relación a las palabras del primer ministro israelí, que Israel nunca ha estado interesado en la reconciliación en Palestina. Ha añadido además que fue 'un impedimento en el pasado'.

El acuerdo ha tomado por sorpresa al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que advirtió el año pasado que la reconciliación entre los dos movimientos palestinos, que gobiernan por separado en Gaza y Cisjordania, significaría el final de cualquier proceso negociador con su Ejecutivo.

Israel advirtió el año pasado que la reconciliación significaría el fin de cualquier negociación

En las últimas semanas fuentes gubernamentales revelaron que Netanyahu tenía intenciones de lanzar una nueva iniciativa diplomática para tratar de impulsar las negociaciones de paz con los palestino, interrumpidas desde septiembre pasado.

Ese mes el gobierno israelí reanudó la construcción sin cortapisas en las colonias de Cisjordania después de diez meses de moratoria parcial, lo que llevó a los palestinos a retirarse de la mesa de negociaciones.

Desde entonces los palestinos han apostado por una campaña para obtener el reconocimiento internacional y de Naciones Unidas a un estado dentro de las fronteras de 1967 el próximo septiembre.