Público
Público

Israel pide a la ONU que anule el informe 'Goldstone'

Su autor se retracta y ahora dice que no hubo crímenes de guerra en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel saludó este domingo con enorme satisfacción la retractación del juez surafricano Richard Goldstone respecto a la investigación que este dirigió sobre la invasión israelí de la Franja de Gaza de hace dos años. El informe acusaba a las fuerzas armadas de Israel y a las milicias de Hamás de haber cometido 'crímenes de guerra' y 'posibles crímenes contra la humanidad' durante la operación Plomo fundido, en la que murieron más de 1.400 palestinos, en su mayoría civiles, y 14 israelíes, casi todos soldados.

Goldstone hizo público su arrepentimiento en un artículo el viernes en The Washington Post, un texto de apenas mil palabras con las que quiere borrar los 575 folios que recogen las conclusiones detalladas de una investigación que él mismo realizó durante meses y que Israel boicoteó.

En la operación 'Plomo fundido', murieron 1.400 palestinos en Gaza

El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, ya ha solicitado a la ONU que 'anule' el informe y ha pedido al consejero para la Seguridad Nacional, Yaakov Amidror, que forme un comité para llevar a cabo una campaña internacional que 'minimice los daños' para el Estado judío.

'Si hubiera sabido lo que ahora sé, el informe Goldstone habría sido un documento diferente', escribió el arrepentido juez surafricano en The Washington Post. Aunque su opinión no se ha modificado con respecto a Hamás, el juez subraya que Israel no cometió los crímenes que se le imputaban en el informe.

El juez surafricano ha sufrido fuertes presiones de la comunidad judía

Uno de los aspectos que más se comentan en Israel es el sorprendente cambio de opinión de Goldstone. En algunos medios se explica que la razón de este cambio hay que buscarla en la presión y el ostracismo a que ha sido sometido por parte de las comunidades judías en los dos últimos años.

Después del informe, 'se desencadenaron sobre él fuertes presiones por parte de las comunidades judías de todo el mundo. Mantuvieron con él una relación de exclusión, empezando por Suráfrica y hasta EEUU. Incluso en su propia sinagoga surafricana [Goldstone es judío] no le permitieron leer el Pentateuco en la ceremonia del bar-mitzva de su nieto', informó el diario Yediot Ahronot.

'Por lo que se sabe', dice el mismo periódico, 'Goldstone ha llegado a esta conclusión solo, sin que le hayan presionado el secretario general de la ONU o EEUU. Ha vivido dos años muy difíciles rechazando todas las peticiones que se le han hecho para que concediera una entrevista'.

Los palestinos, por su parte, no aceptan la nueva posición de Goldstone. La retractación 'no cambia el hecho de que Israel cometió una masacre y crímenes de guerra durante la operación Plomo fundido', declaró Nabil Abu Rudeina, portavoz del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás.