Público
Público

La izquierda moderada abandona el Gobierno griego: luz verde al pacto Samarás-Venizelos

El primer ministro asegura que el Gobierno continuará y que no habrá elecciones anticipadas. Por su parte, los trabajadores de ERT mantienen ocupada su sede y siguen emitiendo informativos por internet con la ayuda de la Unión Euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La izquierda moderada griega (Dimar) decidió hoy abandonar el Gobierno tripartito, lo que abre la vía para una coalición de conservadores y socialdemócratas. La ejecutiva de Dimar y el grupo parlamentario, reunidos de urgencia, aceptaron la propuesta de su líder, Fotis Kuvelis, de retirar del Gobierno a sus dos ministros y dos viceministros, informaron fuentes del partido a los medios locales. El primer ministro, el conservador Andonis Samarás, y el líder socialdemócrata, Evángelos Venizelos, han manifestado su intención de mantener en pie el Gobierno, habida cuenta de que ambos partidos cuentan con suficiente mayoría en el parlamento.

Aunque esta mayoría solo es de dos votos (153 escaños), lo que puede resultar problemático en un clima de difíciles ajustes, algunos diputados independientes ya han dejado entrever su disposición a respaldar al nuevo Gobierno bipartito.

El grupo parlamentario de Pasok dio hoy, en un voto unánime, luz verde a Venizelos para formar un Gobierno con Samarás. Se espera que a lo largo de esta misma jornada ambos se reúnan para hablar sobre la remodelación de Gobierno y sobre el futuro de la radiotelevisión, que sigue sin emitir pese a una orden judicial. Samarás dejó ayer claro que su objetivo es concluir los tres años de legislatura que todavía quedan y continuar con las reformas.'No caeremos en la anarquía ni en el estancamiento', ha afirmado hoy su portavoz, Simos Kedikoglu.

La reunión que se ha celebrado a última hora del jueves entre los partidos políticos que forman la coalición de Gobierno en Grecia ha concluido sin acuerdo sobre la radiotelevisión pública, ERT, que el principal partido, Nueva Democracia, pretende cerrar a final de año.  'Es inaceptable. Para nosotros es una cuestión de legitimidad democrática', ha subrayado el líder del socio minoritario del Gobierno, en declaraciones recogidas por el diario griego 'Ekathimerini'.

El líder del Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), Evangelos Venizelos, se ha expresado en los mismos términos, instando a la reapertura 'inmediata' de ERT. 'La situación es extremadamente crítica', ha indicado, al tiempo que ha pedido revisar la coalición de Gobierno para que realmente sea tripartida. Se trata de la tercera reunión que el primer ministro, Antonis Samarás, mantiene con Venizelos y con Kouvelis desde que el pasado 11 de junio decidió cerrar la radiotelevisión pública por ser 'un caso característico de opacidad y gasto desenfrenado'. Su objetivo es llevar a cabo una reestructuración que implica reabrirla hacia final de 2013 con menos personal.

Actualmente, hay unas 2.800 personas trabajando en ERT cuyo destino se desconoce porque el Gobierno no ha detallado sus planes. El primer ministro Samarás dijo que se habían logrado avances sustanciales, y que él había estado dispuesto a aceptar un ente transitorio que funcionara durante tres meses y que hubiera contado con una plantilla de 2.000 trabajadores durante ese periodo. Tampoco faltaron los reproches al líder de Dimar, a quien acusa de haber bloqueado toda solución que no fuera mantener el 'statu quo' de una radiotelevisión marcada por la 'corrupción'.

La decisión de cerrar ERT se enmarca en el paquete de medidas impuesto por la 'troika' --la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)--, que exige al Gobierno despedir a 2.000 funcionarios antes de que acabe este año y a otros 15.000 durante 2014. Sin embargo, el pasado lunes, el Consejo de Estado --tribunal administrativo-- frustró los planes de Samarás al ordenar que ERT continúe su emisión hasta que se complete su reestructuración.

La decisión de cerrar ERT ha puesto de manifiesto una crisis gubernamental que, según afirma la prensa griega, podría llevar a la ruptura de la coalición tripartita y, con ello, a la caída del Ejecutivo, dado que Nueva Democracia no tiene la mayoría absoluta en el Parlamento. En este contexto, el Eurogrupo ha pedido a los partidos políticos que sustentan el Gobierno que garanticen la estabilidad y apliquen a tiempo los ajustes exigidos por la 'troika' 'por el bien de Grecia y también de Europa'.

Mientras tanto, las cadenas de ERT continúan desconectadas y sigue sin aplicarse la orden cautelar del tribunal supremo administrativo del pasado lunes, que exige el restablecimiento inmediato de la señal. Los trabajadores de la cadena mantienen ocupada la sede central y retransmiten continuamente informativos, que emiten vía internet con la ayuda de la Unión Europea de Radiotelevisión.