Público
Público

L'Aquila sufre tres réplicas del terremoto durante la noche

Ya hay 281 muertos. Los bomberos rescatan los cuerpos sin vida de los cuatro chicos sepultados en la residencia de estudiantes

EFE

No hay descanso para los ciudadanos e la región centroitaliana de los Abruzos tres días después del terremoto que devastó la ciudad de L'Aquila y ha dejado a unas 25.000 personas sin hogar. Las réplicas al seísmo se siguen continuando con una intensidad bastante fuerte. La pasada madrugada los cuerpos de rescate hallaron los cuerpos sin vida de los cuatro estudiantes que se encontraban sepultados bajo los escombros de la Casa del Estudiante. La cifra de muertos asciende a 281 personas, pero aún hay cuatro cadáveres sin identificar.

La tierra sigue temblando en L'Aquilay no deja un respiro a sus conmocionados habitantes. Durante la pasada madrugada se registraron tres temblores de diversa intensidad. El primero fue poco antes de la una de la madrugada y de magnitud 4,3 en la escala Richter, el segundo alrededor de las tres, de 5,2 grados y un último sobre las seis de la mañana, de 3,1 grados.

La jefatura de Policía de la ciudad informó a primera hora de la mañana que los muertos son ya 281, que hay cuatro personas sin identificar y que hay más de 1.600 heridos. Para acompañar a las víctimas, el presidente de la república, Giorgio Napolitano, se dirigió a la zona donde oficiará mañana los funerales de Estado.

Uno de los símbolos de las operaciones de rescate ha sido la Casa del Estudiante, escuela y residencia de L'Aquila, donde quedaron sepultados varios jóvenes. El primer ministro, Silvio Berlusconi, anunciaba ayer que aún quedaban cuatro personas bajos los escombros. El cuerpo de bomberos que está participando en las operaciones de rescate ha confirmado que a lo largo de la madrugada pudieron recuperarse todos los cadáveres de los chicos.

La Casa del Estudiante se convertirá seguro en uno de los emblemas de la reconstrucción de L'Aquila cuando la tierra se calme. Berlusconi anunció ayer una inversión de 16 millones de euros para recuperar el mítico edificio.