Público
Público

La Liga Árabe y la ONU estudian enviar una misión conjunta a Siria

Dimite el jefe de los observadores árabes en el país

EFE

El jefe de los observadores árabes en Siria, el general sudanés Ahmed Mustafa al Dabi, ha presentado su dimisión, lo que abre las puertas a una misión conjunta de la Liga Árabe con la ONU, según fuentes de la organización. El secretario general del organismo panárabe, Nabil al Arabi, aceptó la renuncia Al Dabi y propuso nombrar como nuevo responsable de la misión al exministro de Asuntos Exteriores jordano Abdulilá al Jatib, quien se mostró a favor y está a la espera de la aprobación final del Consejo de la Liga Árabe.

Está previsto que los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe se reúnan esta tarde en El Cairo con el fin de estudiar la posibilidad de formar una misión de observadores conjunta con las Naciones Unidas para que compruebe sobre el terreno la situación en Siria.

La Liga Árabe exige formar un Gobierno de unidad en Siria

La designación de Al Dabi como jefe de la delegación de observadores generó en un principio numerosas críticas de los opositores sirios, que denunciaron que un general involucrado en los crímenes de la región sudanesa de Darfur encabezara la investigación de los posibles abusos cometidos en Siria. El deterioro de la seguridad en Siria llevó a la Liga Árabe a suspender el pasado 28 de enero su misión de observadores en el país, una medida que sigue en pie hasta que los titulares de Exteriores tomen una decisión al respecto.

Además, el grupo de contacto de la Liga Árabe sobre Siria se encuentra reunido para analizar un proyecto del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que establece la retirada de todos los embajadores de los países árabes en Siria y la salida de sus homólogos sirios de las respectivas capitales.

Los países árabes estudian imponer nuevas medidas para presionar a Al Asad

Las monarquías del Golfo (Arabia Saudí, Catar, Omán, Kuwait, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos) decidieron el pasado martes retirar a sus embajadores de Damasco debido al aumento de la violencia y el rechazo del régimen sirio a la iniciativa árabe que estipula, entre otros puntos, que el presidente sirio, Bachar Al Asad, traspase sus poderes al vicepresidente y se forme un Gobierno de unidad nacional.

Asimismo, el grupo de contacto podría reconocer al Consejo Nacional Sirio (CNS), el principal órgano de la oposición en el exilio, como representante del pueblo sirio e invitarle a la reunión urgente de los ministros árabes, agregaron las fuentes.

Por otra parte, está previsto que Al Arabi presente un informe sobre sus contactos con los países árabes y occidentales en la búsqueda de una solución a la crisis siria, después del reciente veto de Rusia y China a la propuesta árabe en el Consejo de Seguridad de la ONU. Los países árabes analizarán también nuevas medidas para presionar al régimen de Bachar al Asad y una propuesta de Turquía para acoger una conferencia internacional sobre Siria.

Más noticias de Internacional