Público
Público

REUNIÓN G7 El ministro de Exteriores iraní llega a Biarritz tras el encargo del G7 a Macron de rebajar la tensión nuclear con Teherán

El objetivo de las conversaciones será "evitar a toda costa que Irán se dote del arma nuclear" y "detener la escalada en la región". El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, se ha reunido este domingo con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian.

El presidente francés Macron se reúne con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres durante el G7. / EFE

efe

Los países del G7 han encomendado al presidente francés, Emmanuel Macron, que "hable y dirija un mensaje a Irán" sobre el acuerdo nuclear, pacto en riesgo de desaparecer tras la decisión de Estados Unidos de abandonarlo el año pasado.

Tras este encargo, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, se ha reunido este domingo con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, en un encuentro por sorpresa al margen de la cumbre del G7 en Biarritz. 

La decisión del encuentro es una iniciativa francesa que se adoptó la noche de este sábado al constatarse en la cena informal de líderes del G7 que "había elementos que permitían una buena convergencia", según informaron fuentes del Elíseo, que añadieron que Zarif no tiene previsto reunirse con representantes de Estados Unidos en Biarritz

El objetivo de las conversaciones será "evitar a toda costa que Irán se dote del arma nuclear" y "detener la escalada en la región", informó una fuente diplomática francesa.

En la cena de trabajo que mantuvieron anoche en la apertura de la cumbre, los responsables del G7 (Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Japón, más la UE) autorizaron a Macron a "hablar y dirigir un mensaje a las autoridades iraníes, con el fin de "abrir una vía de diálogo y evitar un conflicto militar", según la fuente.

El encargo de la gestión al presidente francés es resultado de los contactos entablados por el Palacio del Elíseo con Estados Unidos e Irán en las últimas semanas, agregó la fuente.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y Macron mantuvieron este sábado un almuerzo para reducir la tensión con Teherán y permitir un momento de pausa que permita a Irán exportar cierta cantidad de petróleo a cambio de su vuelta al pacto nuclear, según explicó el Elíseo.

Francia se mostró convencida de que Estados Unidos "no quiere la guerra, sino un acuerdo" con Irán, y señaló que existe "convergencia" en la visión de ambos país de que "hay medidas posibles a cambio de unas condiciones exigentes para los iraníes".

Más noticias de Internacional