Público
Público

El ministro de Exteriores libio abandona a Gadafi y es interrogado en Londres

Musa Kusa aterrizó ayer en Londres procedente de Túnez. Reino Unido cree que su testimonio será clave para las operaciones de la OTAN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades británicas han comenzado a interrogar al ex ministro de Exteriores libio, Musa Kusa, que llegó ayer a Londres, renunciando a seguir apoyando al dictador Muamar Gadafi. 

Es de esperar que del testimonio de Musa, la Inteligencia británica obtenga la informaciónmás ajustada a la realidad del país hasta el momento, lo que sin duda ayudará a fortalecer las operaciones de la OTAN contra Gadafi.

Musa Kusa aterrizó ayer de manera inesperada en la capital británica manifestando su deseo de desertar del régimen libio. Según el Foreign Office, Kusa 'llegó al aeropuerto de Farnborough (al suroeste de Londres) procedente de Túnez'.

EL portavoz de Exteriores británico, lanzó un llamamiento a las personas 'del entorno de Gadafi para que le abandonen y se sumen a un mejor futuro para Libia que permita una transición política y una verdadera reforma que represente las aspiraciones del pueblo de Libia', agregó el portavoz del Ejecutivo británico.

Asimismo, Noman Benotman, analista del 'think thank' Quilliam financiado por el Gobierno y especializado en islamismo dijo que Kusa 'no se sentía en absoluto feliz. No apoya los ataques del Gobierno contra civiles. Está buscando refugio en Reino Unido y espera que sea tratado bien'.

La confirmación oficial de la renuncia de Kusa se produjo después de intensos rumores acerca de sus intenciones de desertar. Cuando en las últimas horas se difundió que estaba camino del Reino Unido, el régimen libio informó de que viajaba para llevar a cabo una misión diplomática por encargo del coronel Gadafi.  Pero una vez que tuvo constancia de sus intenciones, el Foreign Office británico se apresuró a informar de que su intención era renunciar a su cartera como jefe de la diplomacia del régimen libio.

Los rebeldes celebran desde Bengasi la noticia

En Bengasi, capital de los rebeldes libios, las personas congregadas en la céntrica plaza de los juzgados aplaudieron la noticia, de la que se enteraron por la gran pantalla instalada en el lugar que muestra la emisión en directo de Al Yazira. 

Kusa era uno de los hombres más próximos a Gadafi y el artífice del cambio radical de la política exterior de Libia que devolvió al país a la comunidad internacional tras años de sanciones. La agencia oficial tunecina TAP anunció ayer que Kusa había entrado el lunes desde Libia a Túnez a través del puesto fronterizo de Ras el Jedir en un convoy de tres vehículos.

El Ministerio de Exteriores tunecino confirmó la noticia y afirmó que Kusa se encontraba en Túnez en visita privada, al tiempo que recordó que no era uno de los dirigentes libios a los que la ONU ha prohibido salir del país. Fuentes locales en la isla de Yerba indicaron que el ministro libio 'no salió en los dos días de su hotel y muy poco de su habitación, donde mantuvo el martes una reunión de trabajo con cuatro personas de nacionalidad francesa'.

Los titulares de Interior y Justicia ya dejaron el régimen 

Las mismas fuentes indicaron que el objetivo de la reunión era 'buscar una mediación al conflicto que enfrenta al régimen libio con la comunidad internacional' y aseguraron que Musa no había dimitido de sus responsabilidades en Trípoli.

Otros dos ministros del régimen de Gadafi -el de Interior, Abdelfatah Yunes, y el de Justicia, Mustafá Abdelyalil- se sumaron a las filas rebeldes a los pocos días de iniciarse la revuelta. Abdelyalil ejerce ahora como presidente del Consejo Nacional Transitorio (CNT), el Gobierno provisional de los insurgentes, mientras que Yunes es el jefe militar de los sublevados.