Público
Público

Muere el jefe de los islamistas que asesinaron al activista italiano

Según Hamás, que asaltó el refugio del comando, Abdelrahman Brizar "lanzó una granada contra sus compañeros y luego se suicidó"

EFE

El jefe del comando islamista, que presuntamente asesinó en Gaza al activista italiano, Vittorio Arrigoni, ha muerto durante un asalto de Hamás. Según fuentes del Gobierno de la franja, el jordano Abdelrahman Brizar "lanzó una granada contra sus compañeros y luego se suicidó".

En un comunicado, el Ministerio de Interior informó de que "la operación ha terminado después de cuatro horas" con el asalto de las fuerzas que habían rodeado el inmueble y tras un prolongado tiroteo. Otros dos activistas del grupo salafista Al Yihad Al Tawhid que se encontraban con Brizar resultaron heridos como consecuencia de la explosión de la granada, uno con heridas graves, que falleció horas después en un hospital, y el otro leves. Un cuarto activista que no ha sido identificado pero que era propietario de la vivienda fue detenido antes de comenzar la intervención policial.

Las fuerzas de Hamás habían conseguido dar con el paradero de los cuatro sospechosos a primera hora de la tarde, tras publicar ayer sus fotografías y nombres en internet y colgar carteles de búsqueda y captura por toda la franja. Los otros tres activistas son Mohamed Brizar, hermano del jefe del comando, Muhamad Nimer Salfiti, y Bilal Al Omari.

Al Yihad Al Tawhid, grupo relacionado con la red terrorista de Al Qaeda, se hizo responsable el jueves del secuestro del activista italiano de 36 años en un video colgado en Youtube. Horas después, antes de terminar el ultimátum de 30 horas que habían dado al gobierno de Hamás para que liberase a tres de sus militantes, los secuestradores mataron a Arrigoni.

Al Yihad Al Tawhid se hizo responsable del secuestro del activista italiano

En un principio se había informado de que la vivienda en la que se refugiaron pertenecía a un miembro del brazo armado de Hamás, las Brigadas de Azedin Al Qasam, que había sido arrestado.

Antes del asalto esa tarde, representantes del Ministerio del Interior trataron de negociar su rendición pacífica e incluso llevaron delante de la casa a varios de sus familiares y a uno de los presos para los que pedían la liberación, Hisham al Saydani, más conocido como Abu al-Waleed al-Maqdisi. Maqdisi, detenido el mes pasado en Gaza y que está considerado el dirigente del grupo salafista radical, trató de convencer a los tres sospechosos de que se entregaran. 

El activista italiano, que había llegado a Gaza en 2008 en un barco que rompió el bloqueo israelí a la franja, fue objeto ayer de un "homenaje nacional" en el hospital Shifa en el que participaron cientos de palestinos, diplomáticos consulares italianos, familiares, amigos y activistas del Movimiento Internacional de Solidaridad (MIS) y otras ONG pro-palestinas. Después del homenaje funcionarios de Hamás trasladaron el féretro al paso fronterizo de Rafah, en la frontera con Egipto, para su repatriación a Italia.

Más noticias de Internacional