Público
Público

Los nazis mataron entre 4 y 6 millones de personas en Auschwitz, según la KGB

En este campo funcionaron cinco crematorios con una capacidad de incineración de unos 270.000 cadáveres al mes.

EFE

Entre cuatro y seis millones de personas fueron exterminados por los nazis en el campo de concentración polaco de Auschwitz. Así lo han certificado los documentos de archivo revelados hoy por el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, ex KGB de la URSS).

'Los fascistas no lograron destruir toda la documentación sobre Auschwitz. La Comisión Extraordinaria que interrogó a testigos y verdugos llegó a la conclusión de que en Auschwitz murieron más de cuatro millones de personas', explicó el historiador ruso Vladímir Makárov, experto del Archivo Central del FSB.

Por su parte, el obrero polaco Anton Honkish, obligado por los nazis a trabajar en la construcción de Auschwitz, testificó que 'durante su funcionamiento fueron exterminados como mínimo seis millones de personas, incluidos niños, mujeres y ancianos' 

Makárov indicó que, según los archivos del FSB, desde su creación en 1940, cada día llegaban a Auschwitz una media de diez convoyes ferroviarios con presos de los países ocupados por los nazis. Cada tren contenía entre 40 y 50 vagones, en cada uno de los cuales había entre cincuenta y cien personas. El 70% de los recién llegados eran exterminados inmediatamente, y sólo a los que eran físicamente más fuertes les aplazaban la muerte para que trabajaran en fábricas militares nazis o bien fueran empleados para macabros experimentos médicos.

La Comisión Extraordinaria soviética que investigó los crímenes de Auschwitz, constató que desde 1940 y hasta enero de 1945 en este campo 'funcionaron cinco crematorios con una capacidad de incineración de unos 270.000 cadáveres al mes'.

El 26 de enero de 2007 la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución que condenaba la negación del Holocausto y proclamó el 27 de enero como Día internacional de recordación de las víctimas del Holocausto.

Polonia conmemorará el próximo miércoles el 65 aniversario de la liberación por el Ejército Soviético del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau que en 1947 fue convertido en museo y treinta años más tarde declarado por la UNESCO patrimonio de la Humanidad.

Como ya ocurriera en 2005 cuando Vladimir Putin asistió al acto conmemorativo, esta vez el presidente polaco, Lech Kaczynski, ha invitado también a su colega ruso, Dmitri Medvédev, aunque el Kremlin no ha confirmado la asistencia de este.

Más noticias de Internacional