Público
Público

Una nueva nube de ceniza pone en peligro los vuelos

Está cubriendo el Sur y el Este del Reino Unido, mientras Francia, Italia, Bélgica y Suiza tratan de recuperar la normalidad

PÚBLICO.ES/AGENCIAS

El volcán Eyjafjalla sigue soltando ceniza durante el día de hoy. AFP

Una nueva nube de ceniza procedente del volcán Eyjafjalla ha puesto en alerta otra vez a los aeropuertos de Reino Unido. No obstante, el número de vuelos operando en toda Europa parece ser más alto que en los anteriores días. La Agencia Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea, Eurocontrol, informó pasado el mediodía de hoy que hasta el momento han volado un total de 8.700 vuelos, con la casi totalidad del flujo de aviones desde el Atlántico reestablecido.

El organismo que se encarga de controlar el espacio aéreo de la UE dijo, sin embargo, que pese a la apertura del tráfico en muchos países, estaba siendo complicado que los aviones operaran con normalidad.

En Reino Unido las cosas siguen sin clarificarse. El organismo nacional encargado del control aéreo (NATS) comunicó anoche la apertura de los vuelos desde Escocia, Irlanda del Norte y partes de Inglaterra. En un nuevo informe a las a las 09.00 horas se confirmó la apertura en Aberdeen, Iverness y Edimburgo. Sin embargo, los vuelos que operen por encima de las 20.000 pies, no podrán salir.

La prohibición de volar se extendía anoche a Londres, pero ayer British Airways dijo que estaba dispuesta a empezar a operar desde Heathrow. La nube que se acerca ha hecho cambiar de planes a la compañía que confirmó este mediodía que no volará durante el día de hoy.

Las noticias que llegaban desde Islandia esta mañana hacían indicar que finalmente la nueva nube no modificaría los planes de la aviación británica, aunque tras pasar varias horas la situación se complicó.

Vulcanólogos y el servicio de Protección Civil de Islandia coinciden en que el volcán está expulsando más lava y menos cenizas. Pero la columna ha ascendido ya a los 16.000 pies, cuando sobre las 08.00 horas estaba en los 6.000.

'Tenemos un informe de un piloto hace una hora de que la columna estaba en 16.000 pies (4.877 metros). Nos parece que la mayor parte está más baja', explicó el meteorólogo Bjorn Einarsson a la agencia Reuters.

Los responsables del NATS, poco después del comunicado, dijeron a la BBC británica que 'esta tarde habrá que volver a revisar de manera dramática los pronósticos sobre el espacio aéreo'.

La Organización Mundial de Meteorología anunció esta mañana que la situación puede dar un vuelco este fin de semana con un frente de vientos y bajas presiones que podrían desplazar la nube hacia el Ártico.

La Unión Europea se puso como objetivo llegar a operar el 50% de los vuelos hoy. Ayer el pronóstico no se cumplió, pero hoy muchos países ya han dado vía libre para comenzar los vuelos.

En Francia se reanudó el tráfico aéreo a primera hora en París. La situación no era precisamente tranquila, ya que Air France decició que los primeros aviones en partir serían los intercontinentales e internacionales.

El plan para tratar de volver a la normalidad establecía que los aeropuertos de Orly y Charles de Gaulle debían dar prioridad por la mañana a los vuelos domésticos y, a partir del mediodía, el segundo podría empezar a operar vuelos al extranjero.

En Bélgica estaba previsto el aterrizaje del primer vuelo a las 09.15 horas de hoy, según anunció un portavoz del aeropuerto de Zaventem. Esta persona, citada por la agencia EFE, dijo que los aeropuertos del país funcionarán este martes al 50% de su capacidad.

En Italia, el tráfico aéreo en el Norte del país volvía a la normalidad a las 08.00 horas. Y en Suiza, los vuelos han empezado a funcionar con normalidad, como en los países bálticos.

Polonia, sin embargo, seguirá con las restricciones durante todo el día de hoy. En Holanda, la mayoría de los vuelos que iban a salir desde el aeropuerto Schiphol, en Amsterdam, han sido ya cancelados.

Eurocontrol dividirá hoy el espacio aéreo en tres capas de seguridad

Eurocontrol decidió ayer que se dividirá el espacio aéreo en tres capas. El organismo definirá hoy una zona en la que quedará prohibido volar hasta que descienda el nivel de concentración de ceniza. Asimismo, establecerá un segundo espacio donde la presencia de estas partículas es sensiblemente menor, por lo que los países pueden decidir autorizar la reanudación de los servicios aéreos.

Por último, una tercera zona incluirá a los países en los que no se hayan detectado riesgos de contaminación y, por tanto, no existan motivos para cerrar el espacio aéreo.

Con esta medida, acordada ayer con la Comisión Europea y los ministros de Transporte de la UE, se espera que despeguen hoy entre un 10% y un 15% por ciento más de vuelos en Europa, tras el 30% registrado ayer, y un porcentaje similar el próximo miércoles.

Pese a la noticia de la progresiva normalización del tráfico aéreo, esta mañana, AENA informó de la cancelación de un total de 885 vuelos de los 5.249 programados para la jornada de hoy, informó AENA a las 10:00 horas. Esto supone un 16,8% de las operaciones previstas.

De ellos, 418 son salidas y los 428 restantes, llegadas que correspnden con operaciones con origen y destino a los aeropuertos de Alemania, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Eslovenia, Finlandia, Francia, Italia, Irlanda, Noruega, Suecia y Reino Unido.

La reapertura del espacio no aéreo no significa la normalización inmediata del tráfico aéreo, ya que las compañías tienen que reasignar aviones y tripulaciones y priorizar distintas rutas.

Aena continúa recomendando a los pasajeros que no acudan a los aeropuertos sin haber confirmado antes del estado de sus vuelos con sus compañías.

En Barajas, hoy se prevé que se cancelen 142 vuelos. Las limitaciones en el espacio aéreo europeo ha provocado la cancelación de 9.372 vuelos en España desde el jueves pasado.

Más noticias de Internacional