Público
Público

Nueva York y Nueva Jersey sortean los efectos de 'Sandy' para votar

Las autoridades de los dos estados toman medidas especiales para permitir el acceso a las urnas a los afectados por el paso del huracán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nueva York y Nueva Jersey votan a pesar de los efectos de Sandy. Ambos estados han tenido que tomar medidas para que los ciudadanos afectados por el paso del huracán también tengan la posibilidad de elegir entre Barack Obama y Mitt Romney.

Los neoyorquinos desplazados por el desastre ocasionado por Sandy podrán votar en cualquier colegio electoral del estado, según ha anunciado el gobernador estatal, Andrew Cuomo. Esta medida beneficia a las personas de la ciudad de Nueva York, de Long Island (condados de Nassau y Suffolk) o de los condados de Westchester y Rockland, según una orden ejecutiva firmada hoy mismo por Cuomo para facilitar el derecho del voto a los ciudadanos.

Sólo en la ciudad de Nueva York, un total de 61 centros de voto no han podido abrir debido a que los edificios fueron dañados por el huracán o están siendo empleados como albergues para desplazados o almacenamiento y distribución de ayuda. Por ello, la Junta de Elecciones de la ciudad ha cambiado algunos de esos centros de votación y ha consolidado otros.

Sólo en la ciudad de Nueva York, un total de 61 centros de voto no han podido abrir

El copresidente de la Junta de Elecciones del estado, Doug Kellner, ha explicado que aproximadamente un millón de ciudadanos de la Gran Manzana y los condados vecinos están afectados por ese proceso, y añadió que se calcula que unos 250.000 tendrían que votar en otros lugares a los previstos inicialmente. A pesar de las dificultades, desde que se abrieran los colegios a las 06.00 locales (11.00 GMT) se han visto largas colas en la ciudad y  su área metropolitana, donde más de un millón de personas sigue sin luz y varias decenas de miles han sufrido la pérdida o daños graves en sus casas. 

'Hace cuatro años (en las pasadas presidenciales) votaron 2,6 millones de electores en la ciudad' de un total de 4,6 millones registrados, y en esta ocasión esperan que al menos dos millones acudan hoy a las urnas. 'Creemos que habrá al menos dos millones de electores, con paciencia y ánimo' ante las circunstancias, ha declarado Juan Carlos Polanco, quien representa al condado de El Bronx en la Junta Electoral de la ciudad de Nueva York.

Por su parte, en Nueva Jersey, el estado más afectado proporcionalmente por el huracán del pasado 29 de octubre, el gobernador Chris Christie ha permitido que se pueda votar por primera vez a través de correo electrónico o fax. 'Ésta ha sido una insólita tormenta que ha creado una destrucción impensable en todo el estado y sabemos que mucha gente tiene preguntas sobre cómo y dónde votar en las elecciones del martes', dijo la vicegobernadora y secretaria de Estado de Nueva Jersey, la republicana Kim Guadagno, en un comunicado.

Nueva Jersey permite por primera vez votar correo electrónico o fax 

Por ello, y para ayudar 'a aliviar la presión en los centros de votación', las autoridades del estado han decidido permitir a los ciudadanos que fueron evacuadas de sus hogares y al personal de salvamento votar a través de los sistemas electrónicos que ya están disponibles para militares y votantes en el extranjero.

Los interesados se tienen que descargar un formato y enviarlo a través de correo electrónico o fax a las autoridades de su condado, que les enviarán en respuesta la papeleta que deberán imprimir, firmar, escanear y enviar de vuelta no más tarde de mañana a las 20.00 hora local (24.00 GMT). 'Pese a los daños generalizados que ha causado el huracán 'Sandy', Nueva Jersey está comprometido en trabajar contra los enormes obstáculos que se nos presentan para celebrar unas elecciones abiertas y transparentes adecuadas a nuestro estado y a la resistencia de sus ciudadanos', añadió Guadagno.

Al igual que en Nueva York y Nueva Jersey, el electorado estadounidense ha sido muy madrugador. La jornada, que se está desarrollando con total normalidad, comenzó en la diminuta aldea de Dixville Notch, en el estado de Nuevo Hampshire (noreste), cuyos diez vecinos votaron un minuto después de la medianoche con resultado de empate, una muestra más de lo ajustado de los pronósticos. 

Todos los colegios electorales en los 50 estados de la unión han ido abriendo conforme a su huso horario -en el país hay hasta seis diferentes-. Los últimos en hacerlo han sido los de Hawai. En Maryland, un bastión demócrata donde los votantes se pronunciarán sobre polémicas iniciativas como los matrimonios homosexuales -al igual que Washington y Maine-, la ampliación de los casinos y la equidad de las matrículas para estudiantes indocumentados, la participación en las urnas ha sido alta, según las autoridades.