Público
Público

Obama: "Durante las tormentas, no somos demócratas ni republicanos"

El presidente de EEUU recupera sus actos electorales. 'Sandy', que ha dejado 76 muertos en el país, provoca unas pérdidas de unos 30.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Cuando llega un desastre vemos a Estados Unidos en su mejor forma. Todas las nimias diferencias que nos consumen en tiempos normales parecen desvanecerse. Durante las tormentas, no somos demócratas ni republicanos, sólo somos estadounidenses'. Tras el paréntesis por el paso del huracán Sandy por la costa este de EEUU, Barack Obama ha vuelto a la campaña electoral.

A cinco días de las elecciones y ante una concurrida audiencia en el aeropuerto de Green Bay (Wisconsin), el presidente lamentó la 'devastación' causada por el huracán, pero aseguró que también le ha 'inspirado' la visita que hizo el jueves a las zonas afectadas junto al gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie. No obstante, Obama no tardó en criticar de nuevo a Romney, en un discurso centrado en su rescate del sector automovilístico y sus propuestas para impulsar a la clase media y luchar por los desempleados e innovadores, de los que dijo que 'necesitan un líder para mirar al futuro'.

'En las últimas semanas, Romney ha empleado todos sus talentos como vendedor para disfrazar las mismas políticas que nos llevaron a la recesión y ofrecerlas como cambio. Pero sabemos cómo es el cambio, y eso no lo es', añadió. En un encendido alegato, Obama acusó a su rival de apostar por 'el cinismo' en lugar de por la 'decencia de los estadounidenses' y de 'no contestar a preguntas sobre sus propias políticas'.

'Cuando llega un desastre vemos a Estados Unidos en su mejor forma'

'El cambio es pasar por fin página tras una década de guerras para centrarnos un poco en construir el país', subrayó, y añadió que también es 'continuar un legado de innovación, y es reducir el déficit, pero para eso tenemos que pedir a los ricos que hagan su parte'. 'Durante ocho años tuvimos un presidente que compartía estas creencias. Su nombre era Bill Clinton. Pidió a los ricos que pagaran un poco más para poder financiar la educación y la innovación. Y uno de los que le criticó entonces resulta que ahora compite para ser presidente', dijo en referencia a Romney.

Clinton, convertido en 'suplente' de Obama durante los tres días en los que el presidente demócrata canceló sus actos electorales por la tormenta, se ha convertido en uno de los pilares de la campaña, basado en el crecimiento económico que vivió el país durante su mandato. Obama hará campaña el sábado junto al expresidente en Bristow (Virginia), en el que será el primer acto conjunto en la carrera electoral después de que el paso de Sandy obligara a suspender un esperado evento de los dos el lunes en Ohio.

Por otro lado, según los últimos cálculos realizados por la firma de evaluación de costes IHS Global Insight, los daños económicos del huracán siguen al alza y se ubican ahora entre los 30.000 y 50.000 millones de dólares (entre algo más de 23.000 y casi 39.000 millones de euros ), muy por encima de las estimaciones iniciales. Como principales factores, los economistas de la compañía sitúan 'la parálisis de la actividad económica y los daños causados en propiedades aseguradas y no aseguradas'.

Obama critica a Romney por 'disfrazar las mismas propuestas que nos llevaron a la recesión' 

El diario The Wall Street Journal calcula que las aseguradoras tendrán que asumir un gasto de 20.000 millones de dólares. A ello, también habría que añadir las pérdidas generadas por la ralentización de casi el 70% de las refinerías de la costa este de EE.UU. y el cierre comercial en la región durante dos días. En total, estos costos podrían representar entre el 0,2% y el 0,3% por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) nominal de Estados Unidos, aunque reconocen que quizá algo sería compensado por la actividad económica que generarían las labores de reconstrucción.

La cifra situarían a Sandy como el segundo huracán más devastador en términos económicos de EE.UU, tras el Katrina de 2005 que causó pérdidas por 120.000 millones de dólares. 'Los efectos sobre el crecimiento no serán catastróficos en el último trimestre del año pero serán notables, especialmente en una economía como la de EE.UU que cuenta actualmente con poco impulso', explicó el reporte de IHS.

En tanto, el Departamento de Energía de EEUU ha informado de que todavía se mantienen sin luz cerca de 4,9 millones de hogares en la región noreste del país, donde 15 estados y el Distrito capitalino de Columbia siguen afectados. Los costes se están multiplicando debido a que la región afectada por Sandy es una de las de mayor densidad de población del país y al hecho de que el área metropolitana de Nueva York, principal polo financiero del país, sea una de las zonas más afectadas.

En Nueva York se han contabilizado 37 de las 76 muertes confirmadas

Además, los expertos subrayan que en esta ocasión, y a diferencia de lo ocurrido con la tormenta Irene del año pasado, que azotó la costa este en fin de semana, los peores efectos del temporal se vivieron al comienzo de la semana laboral. De hecho, la bolsa neoyorquina se mantuvo sin operar lunes y martes, el cierre más prolongado de Wall Street por causas meteorológicas desde 1888.

Nueva York, donde se han contabilizado 37 de las 76 muertes confirmadas hasta el momento, ha recuperado buena parte de su transporte público con la reapertura parcial de catorce líneas de metro, pero sigue trabajando para devolver los servicios básicos a sus ciudadanos. Los tres aeropuertos de la ciudad: Liberty Newark, La Guardia y John F. Kennedy habían retomado ya la actividad, aunque seguían acumulando retrasos y cancelaciones.

Al otro lado del río Hudson, en Nueva Jersey, la situación también seguía siendo complicada, con amplias zonas anegadas aún por las aguas y el mítico paseo de madera de Atlantic City, conocida como 'Las Vegas' del este de EEUU, parcialmente destrozado. 'Nada será igual. Será diferente porque muchos de los iconos que hacían que fuese lo que era ya no están y han sido arrastrados por el océano', afirmó Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey.