Público
Público

Obama pedirá a los congresistas más unidad para salir de la crisis

La economía de EEUU dominará el discurso sobre el estado de la unión de esta noche

ISABEL PIQUER

Barack Obama centrará su discurso anual sobre el estado de la unión, que pronunciará esta noche, en la situación económica de Estados Unidos y la necesidad de trabajar unidos para salir de la recesión. Un mensaje centrista destinado a mejorar el clima político y sacar al país de la crisis.

En un gesto simbólico tras el tiroteo en Tucson a la representante Gabrielle Giffords, muchos congresistas se mezclarán en vez de repartirse por partidos. Muchos, excepto el líder de la minoría conservadora en el Senado, Mitch Mc-Connell, que se sentará en su escaño habitual.

Obama hablará de "esfuerzos responsables" y "sacrificio común". En un vídeo difundido el sábado a los miembros de Organizing for América, su red de simpatizantes, anticipó algunos de los temas de los que tratará su intervención.

"Mi primer objetivo es asegurarme de que somos competitivos, de que estamos creando empleo dijo el presidente. Son los grandes retos que nos esperan, y podemos estar a la altura siempre y cuando trabajemos juntos como nación republicanos, demócratas e independientes, y pensemos en lo que nos une, aunque tengamos debates animados".

Un programa, resumió Obama, para "ganar el futuro", que se basará en cinco "pilares" para asegurar el crecimiento: propiciar la innovación, mejorar la educación, gastar en las maltrechas infraestructuras del país, reducir el déficit y reformar el Gobierno para hacerlo más "ligero y eficaz".

El tema del déficit es el que más obsesiona a los conservadores. EEUU se enfrenta en estos momentos a una deuda colosal de 14 billones de dólares, debido al cúmulo de las guerras de Irak y Afganistán y la mayor intervención estatal en la economía tras la crisis financiera.

Los republicanos ya están a la defensiva. En sendas comparecencias ante la prensa han dejado claro que se opondrán a cualquier nueva partida presupuestaria que suponga más gastos, especialmente en el tema de salud e incluido en defensa.

Los conservadores buscan un recorte de 100.000 millones de dólares en gastos fiscales a partir de este año pero la Casa Blanca considera que esto podría ralentizar la recuperación económica.

Más noticias de Internacional