Público
Público

Ocho muertos en un tiroteo en una escuela religiosa en Jerusalén

Otras 30 personas resultaron heridas. Según los testigos, unos hombres armados entraron en la 'yeshiva' y abrieron fuego.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

Ocho israelíes han muerto en un atentado cometido por un palestino en una de las más importantes escuelas rabínicas de Jerusalén, Merkaz ha-Rav, en el que también resultaron heridos otras nueve personas.

Hacia las nueve menos cuarto de la noche, un palestino penetró en la biblioteca de la yeshiva ultraortodoxa y abrió fuego a discreción contra los estudiantes hasta que cayó abatido por dos disparos en la cabeza que le propinó un estudiante.

En el ataque, nueve israelíes resultaron heridos, y dos de ellos se encontraban en estado crítico. Todos los heridos fueron evacuados de urgencia a los hospitales de la zona.

La policía estableció inmediatamente barreras en todas las carreteras de acceso a Jerusalén y declaró el estado de alerta en el conjunto del país.

Pasadas las diez de la noche, el alcalde de Jerusalén, Uri Lupoliansky, manifestó que los datos que estaban dando la policía no eran muy precisos y temía que el balance final fuera todavía más dramático. 'No ha sido sólo un atentado contra la Jerusalén física, sino también contra la Jerusalén espiritual', manifestó el primer alcalde ultraortodoxo que ha tenido la ciudad santa en toda su historia.

Testigos presenciales describieron el atentado como un suceso horrible, aunque no supieron explicar cómo entró el autor del atentado en el recinto de la yeshiva.

Normalmente, las escuelas rabínicas suelen tener vigilantes en la puerta y éste es el caso de Merkaz ha-Rav, que tiene muchos motivos para contar con vigilantes debido a la ideología extremista que se enseña en sus aulas.

La escuela del rabino Kook 

La escuela rabínica Merkaz ha-Rav es uno de los centros más radicales del mundo judío. Está situada justo a la salida de Jerusalén, donde empieza la autopista de Tel Aviv, en el barrio de Kiryat Moshe. El rabino Abraham Kook fundó la escuela a principios del siglo XX con la peculiaridad de que la religión ultraortodoxa por primera vez abrazó la ideología sionista, un matrimonio que años después daría nacimiento a los colonos radicales.

Hasta el rabino Kook todos los líderes religiosos ultraortodoxos habían condenado el sionismo como una ideología laica y desprovista de espiritualidad, a la que lo único que le importaba era un nacionalismo sin ningún espíritu.

De la escuela Merkaz ha-Rav surgió en los años sesenta y setenta el movimiento Gush Emunim (Bloque de los Creyentes) que sembró de colonias judías Cisjordania y la franja de Gaza. Los miembros de Gush Emunim se visten como occidentales y no con la indumentaria negra característica de los ultraortodoxos. Se mueven por los territorios ocupados armados con fusiles y a menudo agreden a la población palestina.

Desde la época del rabino Kook muchos más ultraortodoxos se han abonado al sionismo pero fue Kook el primer líder religioso ultraortodoxo que coqueteó con el sionismo argumentando que el pueblo escogido tenía que santificar toda la tierra del Gran Israel que Dios entregó a los judíos en tiempos bíblicos.

Mientras la mayoría de los líderes ultraortodoxos sostenían que no podía establecerse un estado de Israel mientras no llegara el mesías, Kook argumentó que no había ninguna contradicción entre ambas cosas.

No cabe duda de que este atentado tendrá serias y graves repercusiones en el futuro a dos niveles. De una parte, el gobierno de Ehud Olmert tendrá que reaccionar de alguna manera, y de otra la reacción de los extremistas colonos vástagos del rabino Kook puede ser letal.

Se da la circunstancia de que esta misma semana el responsable de los servicios secretos israelíes, el Shin Bet, Yuval Diskin, advirtió al gabinete que se esperaba un atentado de Hamas en los próximos días para vengar los 120 muertos que la operación 'Invierno Caliente' causó en la franja de Gaza la semana pasada.