Público
Público

Omar Mateen, un asesino homófobo y mentalmente inestable 

Fue investigado en dos ocasiones entre 2013 y 2014 por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), por su posible vinculación a grupos terroristas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Omar Mateen, el autor de la matanza de Orlando.

MADRID.- El joven estadounidense de origen afgano Omar Mir S. Mateen es según la Policía estadounidense el autor de la matanza en el club gay Pulse de Orlando que se ha convertido en la mayor masacre en suelo estadounidense desde el 11-S.

Mateen tenía 27 años, nació en Nueva York en el seno de una familia de emigrantes afganos. Residía en la localidad de Port Saint Lucie, Florida, a 200 kilómetros de Orlando. Estaba divorciado y tenía un hijo de tres años. Su exmujer, con la que estuvo casado pocos meses, ha explicado a The Washington Post que era "violento y mentalmente inestable", así como que le golpeó varias veces durante el tiempo que estuvieron casados.

El autor de la masacre trabajaba como guarda de seguridad en un centro de detención de menores, por lo que poseía armas y había sido entrenado en su uso. Además, según las autoridades, tenía licencias para poseer armas, algo que tampoco resulta difícil en EEUU.

Mateen fue investigado en dos ocasiones entre 2013 y 2014 por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), por su posible vinculación a grupos terroristas, tal y como ha confirmado el agente del FBI Ron Hopper en rueda de prensa.

Según Hopper, el fue investigado en 2013 por publicar comentarios a favor del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en sus cuentas en redes sociales, y en 2014 por aparentemente querer cometer un ataque suicida, aunque las autoridades consideraron la investigación "no concluyente".

Antes de la matanza, llamó a Emergencias y declaró su lealtad al Estado Islámico, aunque las autoridades aún no han explicado nada sobre su relación con el grupo terrorista, que no obstante sí ha reivindicado la autoría del atentado.

La homofobia parece ser la principal motivación que ha llevado a Mateen a atacar el club gay. Según su padre, su hijo "se enfadó" dos meses atrás cuando vio en Miami a dos hombres besándose. Su progenitor también ha argumentado que la matanza no ha tenido nada que ver con la religión.

Más noticias de Internacional