Público
Público

La ONU reclama la restitución inmediata de Zelaya como presidente de Honduras

El mandatario, expulsado el domingo, descarta que aspire a la reelección aunque seguirá con su intento de cambiar la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asamblea General de la ONU ha aprobado hoy por aclamación una resolución en la que pide la 'inmediata e incondicional' restitución de Manuel Zelaya como presidente 'legítimo y constitucional' de Honduras.

'Esta resolución expresa la indignación del pueblo de Honduras y del resto de la comunidad internacional', dijo el depuesto presidente de Honduras, al dirigirse a la Asamblea poco después de la aprobación unánime de esa resolución.

El propio Manuel Zelaya intervino ante la Asamblea General de la ONU y descartó que aspire a la reelección al concluir su mandato el 27 de enero próximo, pero afirmó que seguirá adelante con su intento de cambiar la Constitución del país. 'Yo vuelvo a la vida civil, a la vida ciudadana, no a la política'.

Zelaya resaltó también que la legislación hondureña prohíbe la reelección presidencial y que cualquier reforma constitucional afectaría a los gobernantes que le sucedan, y subrayó que retomará la vida de empresario agrícola que abandonó tras su elección en noviembre de 2005.

La resolución condena 'el golpe de estado' ocurrido en Honduras 'que ha interrumpido el orden constitucional y democrático, así como el ejercicio legítimo del poder', que el domingo sacó de la presidencia a Zelaya.

Los 192 países de la ONU estuvieron también de acuerdo en pedir 'la inmediata e incondicional restitución del gobierno legítimo y constitucional del presidente de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales, y de la autoridad legalmente establecida' en el país centroamericano 'para que cumpla el mandato para el que fue elegido por el pueblo'.

Asimismo instan a 'todos los países a que no reconozcan otro gobierno que no sea el constitucional' de Zelaya, además de expresar su firme apoyo a los esfuerzos hechos de acuerdo al capítulo VIII de la carta de Naciones Unidas, que insta a la resolución pacífica de los conflictos.

La resolución fue presentada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Venezuela.

Mientras, en Honduras continúan las manifestaciones a favor y en contra del depuesto presidente mientras la Policía y los militares han reforzado la seguridad.

Tras los primeros enfrentamientos de consideración del lunes, organizaciones populares afines a Zelaya, derrocado el domingo por los militares, mantienen sus protestas para exigir su regreso al país, al tiempo que agrupaciones que propugnan la defensa de la Constitución convocaron una marcha por la paz hoy en Tegucigalpa.

Las Fuerzas Armadas y la Policía han reforzado la vigilancia, que se ha extremado en el aeropuerto internacional Toncontín de Tegucigalpa, según fuentes de esos cuerpos.

La Unión Cívica Democrática (UCD), formada por políticos, empresarios, iglesias y organizaciones sociales, llamó hoy a celebrar una marcha en el centro de la capital hondureña en defensa de la Constitución y la paz, anunciaron portavoces de la coalición.

El sistema educativo está prácticamente paralizado porque la mayoría de maestros del sector público, según sus dirigentes, está en huelga en demanda del regreso de Zelaya, y en el privado han decidido esa medida ante la zozobra que se vive en el país.

El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick ha dicho que el organismo ha suspendido la entrega de 270 millones de dólares a Honduras hasta que no se aclare la situación política en el país, tras el golpe de Estado del domingo.

El Banco Mundial tiene en la actualidad 16 proyectos de desarrollo en Honduras por valor de 400 millones de dólares, de los cuales 270 están sin desembolsar. Zoellick indicó en rueda de prensa telefónica que tampoco se enviarán por el momento nuevos proyectos de desarrollo en Honduras para su aprobación por el consejo ejecutivo del organismo multilateal.

Honduras figura entre los pocos países de América Latina que recibe fondos de la Asociación de Desarrollo Internacional (IDA), el brazo del BM que ofrece donaciones y préstamos sin intereses a las naciones más necesitadas. Además de los desembolsos pendientes, el Banco tenía previsto entregar a través de IDA un total de 80 millones de dólares a Honduras durante el actual año fiscal de la entidad que arranca mañana.