Público
Público

La oposición rusa vuelve a desafiar a Putin con una marcha multitudinaria

Más de cien mil rusos secundan una protesta contra el Kremlin a pesar de los controles y el endurecimiento de las sanciones por manifestarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oposición rusa ha dado un nuevo paso en su desafío a Vladimir Putin. Un paso de gigante. Y es que más de cien mil personas han secundado la convocatoria para protestar contra el Kremlin en la llamada Marcha de los Millones a pesar del endurecimiento de las sanciones contra los manifestantes. No llegan al millón, pero han superado y con creces el número que la policía permite antes de ponerse a repartir multas.

Las autoridades habían autorizado que hasta 50.000 personas asistiesen al acto de protesta, en el centro de Moscú. De momento, el Ministerio de Interior ruso reconoce 18.000 participantes a la marcha, la primera gran manifestación desde la toma de posesión del presidente ruso, el 7 de mayo. No solo son la amenaza de sanciones, sino también las trabas contra los manifestantes. Los moscovitas deben pasar por los detectores de metales situados al inicio del recorrido para poder unirse a las columnas que recorrerán el centro de la capital desde la plaza Púshkinskaya hasta la Avenida Sájarov, donde se celebrará el mitin a las 18 horas.

'Mientras estemos unidos, nunca seremos derrotados', han coreado parte de los asistentes, en su mayoría simpatizantes comunistas, liberaldemócratas y nacionalistas. 'No nos asustan', han asegurado, en alusión a la decisión del Gobierno de incrementar las multas para quienes participen en concentraciones no autorizadas o que supongan un peligro para el orden público.

'Mientras estemos unidos, nunca seremos derrotados', corean los manifestantes

Unos 12.000 policías se han desplegado en la capital rusa para evitar incidentes, que se han convertido en la tónica habitual de este tipo de movilizaciones desde que la oposición denunciase un fraude en las elecciones parlamentarias celebradas en diciembre y ganadas por el partido Rusia Unida. El 6 de mayo, una marcha contra el Kremlin concluyó con enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes y alrededor de 450 detenidos.

Las autoridades han imputado desde entonces a 13 personas por provocar los disturbios y este lunes fueron registradas las casas de destacados líderes de la oposición como Alexei Navalni, Sergei Udaltsov, Ilia Yashin y Ksenia Sobchak, salpicados por estas investigaciones.

La Policía convocó los interrogatorios a estos disidentes a las once de la mañana de este martes, una hora antes del comienzo de la manifestación. Navalni, Yashin y Sobchak se comprometieron a respetar estas citaciones y después acudir a la marcha, pero Udaltsov solicitó formalmente el aplazamiento del interrogatorio y encabezó la manifestación desde el principio al grito de '¡Revolución!'.

Han sido imputados 13 personas desde la primera 'Marcha de Millones' de mayo

El abogado defensor del coordinador del movimiento opositor 'Frente de Izquierdas', Nikolái Pólozov, aseguró a la agencia Interfax que la policía no procederá a su detención incluso si las autoridades ordenan que sea llevado ante el Comité de Investigación. 'Es organizador de este acto y como tal debe garantizar la seguridad, por lo que su presencia en este multitudinario evento es, en mi opinión, una justificación (para no acudir ante el CI), algo que debe tener en cuenta la investigación', indicó Pólozov.

La marcha, que agrupa tanto a simpatizantes de izquierdas como de derechas, unidos todos por su rechazo a Putin y a su partido político, se ha dividido en dos columnas según sus preferencias políticas. Udaltsov encabeza la columna de la izquierda, que avanza bajo el eslogan: 'Paz a las cabañas, guerra a los palacios', y reúne a activistas del 'Frente de Izquierdas' y representantes de los científicos y estudiantes. En la columna de la derecha, encabezada por 'Solidaridad', están también 'El Movimiento civil unido', 'Defensa Ecológica' y los ultranacionalistas, que portan banderas imperiales rusas y sus propias pancartas.