Público
Público

La OTAN acuerda asumir el mando de todas las operaciones en Libia

Los miembros de la Alianza pactan que la organización implemente "inmediatamente" todos los aspectos de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OTAN lo ha hecho oficial. La Alianza Atlántica ha decidido finalmente hacerse cargo de todas las operaciones militares de los aliados en torno a Libia.

Los 28 miembros de la organización han cerrado un acuerdo para que la OTAN implemente todos los aspectos de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU para proteger a los civiles y las zonas pobladas de las amenazas de ataques por parte del régimen de Muamar al Gadafi.

El teniente general Charles Bouchard, de la Fuerza Aérea canadiense, será el responsable de las operaciones. Bouchard es actualmente el jefe adjunto del Mando Aliado Conjunto de Nápoles (Italia), desde donde se dirigen las acciones en el país norteafricano.

La OTAN ha dado instrucciones para ejecutar la operación 'inmediatamente' 

El secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, ha explicado que 'actuaremos en estrecha coordinación con nuestros socios internacionales y regionales para proteger al pueblo de Libia' y precisó que se han cursado instrucciones al comandante de las operaciones a fin de 'comenzar a ejecutar esta operación inmediatamente'.  

La OTAN ya pactó el pasado jueves hacerse cargo del mantenimiento de la zona de exclusión aérea, y ya antes había acordado vigilar con una operación naval el cumplimiento del embargo de armas, también en cumplimiento del mandato de Naciones Unidas. Hasta ahora la vigilancia de la zona de exclusión aérea y la protección de la población civil ha estado a cargo de una coalición de países voluntarios encabezada por Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

Barack Obama ha sido uno de los principales valedores para aumentar el liderazgo de la OTAN como salida para evitar convertir la iniciativa contra Gadafi en una crisis política en su país. La semana pasada, el ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu, fue el primero en adelantar lo que se ha confirmado finalmente hoy. 'Se ha llegado en principio a un compromiso' entre EEUU, Francia y Gran Bretaña. 'La OTAN asumirá toda la operación', dijo Davutoglu.

Gates: 'Tenemos más cosas además de martillos'

Un portavoz del Pentágono, más prudente, declaró que están 'trabajando muy duro para ceder el control durante el fin de semana'. El portavoz reconoció que seguían ultimando los detalles 'es un proceso muy complicado' y anticipó que el repliegue estadounidense sería gradual y que la OTAN todavía estaba negociando la logística.

Presionado por la comunidad internacional y por una opinión pública desfavorable, Washington ansía abandonar el liderazgo militar de la operación. En la segunda fase del ataque, EEUU quiere tener un papel secundario, pese a su superioridad militar en la zona.

Por eso, las autoridades estadounidenses no se cansan de repetir que esperan poner fin a su misión militar en Libia. Hoy ha sido el turno del secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, quien ha puesto la semana que viene como fecha límite y pasar a estudiar con otros países cómo desalojar del poder a Gadafi.  

Gates compareció junto a la seceretaria de Estado, Hillary Clinton, y ambos destacaron que la cumbre de Londres del martes, en la que participarán los países miembros de la coalición internacional, servirá para impulsar una vía política para desalojar a Gadafi del poder. Esta cumbre servirá para, según Clinton, 'empezar a centrarse en cómo vamos a ayudar a facilitar esa transición en la que (Gadafi) abandone el poder'.

'No se debe subestimar la posibilidad de que el propio régimen quiebre'

El responsable de Defensa ha aseverado que incluso algunos de los aliados de Gadafi podrían volverse contra él. 'Tenemos más cosas en nuestra caja de herramientas además de martillos (...). No se debe subestimar la posibilidad de que el propio régimen quiebre', ha afirmado Gates en otra de las entrevistas concedidas este domingo, en este caso a la cadena NBC.

'Empezaremos esta misma semana, durante la misma o la siguiente, más o menos, empezaremos a disminuir los (...) recursos (militares) que hemos comprometido', ha señalado Gates, que recordó una vez más que el presidente Barack Obama ha descartado cualquier intervención militar estadounidense sobre el terreno. 'Al final esto tendrán que solucionarlo los propios libios. Quizás la ONU puede mediar, pero en términos de implicación militar, el presidente ha puesto unas limitaciones muy estrictas', ha recordado.