Público
Público

La OTAN refuerza su relación con los rebeldes libios

La Alianza acuerda enviar de forma permanente un representante político a Bengasi, bastión de los insurrectos. Uno de sus cazas se estrella en una base italiana

PÚBLICO.ES / EFE

La OTAN estrecha lazos con los rebeldes libios. La Alianza ha acordado enviar de forma permanente un representante político a Bengasi, bastión de los insurrectos y capital del Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano de Gobierno de la oposición a Gadafi.

Aunque no se han ofrecido detalles al respecto, lo más probable es que el enviado sea algún diplomático de un país de la organización que ya esté trabajando en Bengasi, según ha informado una fuente de la OTAN. 

En un primer momento, la Alianza Atlántica rechazó cualquier contacto con los rebeldes. Los mandos aliados insistían en que su mandato no les permitía tomar parte por ninguna de las facciones que combaten en el país y que sus acciones se debían limitar a proteger a la población civil de las amenazas.

Sin embargo, la OTAN ha dado un giro a su estrategia después de que la falta de comunicación provocara un par de incidentes en los que bombas aliadas mataron accidentalmente a combatientes de la oposición. De hecho, en las últimas semanas se han intensificado los contactos entre la Alianza entre la OTAN y el CNT, incluyendo una entrevista entre el secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, y el principal representante diplomático rebelde, Mahmud Jibril, el 13 de abril.

Francia fue el primer gobierno que reconoció al CNT como el único interlocutor libio válido, un paso que luego siguió Italia, pero que otros países no han querido dar.

Todos los socios de la OTAN están de acuerdo en que Gadafi ha perdido cualquier legitimidad, pero el grado de apoyo a los rebeldes ha dividido desde el principio de los debates a los veintiocho miembros. Las distintas interpretaciones que se hacen de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas han contribuido a esa fractura.

Los aviones aliados han endurecido sus ataques contra las fuerzas de Gadafi

Algunos países interpretan por ejemplo que, a pesar de imponer un embargo de armas sobre Libia, el texto no impide proveer de material militar a la oposición, un punto que rechazan frontalmente otras capitales. Por ahora, Francia, Italia y Reino Unido -miembros de la Alianza- han anunciado su intención de enviar expertos militares a Libia para ayudar a los rebeldes en su lucha contra Gadafi.

Mientras tanto, los aviones aliados han endurecido en los últimos días su ofensiva contra las fuerzas del régimen de Trípoli, a las que acusan de atacar indiscriminadamente a la población civil. Un caza F-16 que participa en la intervención aliada se ha estrellado cuando intentaba aterrizar en la base italiana de Sigonella.

El piloto del aparato consiguió saltar antes del accidente sin que se haya informado sobre su estado de salud, explicó la OTAN, que no quiso desvelar la nacionalidad del avión en cumplimiento de sus protocolos habituales. Los Carabinieri italianos tienen previsto abrir una investigación para determinar la causa del incidente.

Más noticias de Internacional