Público
Público

Papa Francisco Los casos de abusos en la Iglesia de Chile afectan a 388 víctimas

Hay abiertas 139 investigaciones que implican a 190 personas relacionadas con la Iglesia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El acerdote chileno Fernando Karadima, acusado de abusos sexuales y expulsado del sacerdocio. REUTERS

Las cifras sobre casos de abusos en el seno de la Iglesia de Chile siguen aumentando con el paso de las semanas y las víctimas ya ascienden hasta 245 en el víspera de una reunión de la jerarquía clerical para analizar el impacto de sus políticas de transparencia y reparación.

Este lunes se reunirán en Santiago los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) mientras fuentes fiscales dijeron a Efe informaron que con fecha actualizada al pasado lunes 5 de noviembre hay abiertas 139 investigaciones que implican a 190 personas relacionadas con la Iglesia.

Para entender la masiva aparición de denuncias y la incesante apertura de nuevas causas por abusos sexuales, de poder, de confianza, pederastia o encubrimiento al interior de la Iglesia católica chilena adjuntamos los siguientes datos para clarificar la situación:

¿Cuántos casos están siendo actualmente investigados?

La información fiscal a la que tuvo acceso Efe (actualizada a fecha del 5 de noviembre) cuantifica a nivel nacional 139 investigaciones en curso contra 190 personas relacionadas con la Iglesia católica de Chile y que implican a 245 víctimas, de las cuales 102 eran menores en el momento en el que se produjeron los hechos.

Según los datos oficiales de la Fiscalía Nacional, difundidos el pasado 8 de noviembre y actualizados a fecha del 24 de octubre, entre los investigados hay 8 obispos, más de un centenar de sacerdotes, diáconos, religiosos (no sacerdotes), laicos y personas a la que no se identificó su posición.

¿Cuál es la situación histórica en referencia a los escándalos de abusos en el seno clerical?

La Fiscalía Nacional analizan casos ocurridos desde el año 2000, cuando entró en vigor la reforma del código procesal penal, aunque hay denuncias que datan desde 1960.

En el registro histórico proveído por la Fiscalía Nacional se cuantifican 245 investigaciones (entre casos abiertos y cerrados, sobreseídos, archivados o con sentencia), con 262 personas investigadas y que involucran a un total de 388 víctimas (220 menores en el momento de los hechos, 43 adultos y 125 sin

¿Quiénes son las personas relacionadas con la Iglesia involucradas en estos casos?

No hay datos oficiales sobre la identidad de la mayoría de las personas que están siendo investigadas en la actualidad, aunque algunos nombres sí han sido difundidos, como el del arzobispo de Santiago, el cardenal Ricardo Ezzati; o el del presidente de la CECh, Santiago Silva, ambos imputados por presunta comisión de encubrimiento.

Además de algunos miembros de la jerarquía de la Iglesia, la CECh informa con regularidad las investigaciones que la Justicia canónica abre contra diferentes sacerdotes, religiosos o diáconos y las medidas cautelares que se les imponen mientras duran los procesos.

¿Cuántos miembros del clero ya han sido juzgados?

Aunque no existe un cómputo general del Poder Judicial al respecto, la CECh, en un acto de transparencia acordado a comienzos de septiembre tras la celebración de una asamblea extraordinaria de obispos, acordó publicar en su página web un listado con los nombres y cargos de personas relacionadas con la Iglesia sobre las que existe una sentencia en firma, ya sea en la Justicia civil o canónica.

En cuanto a la civil, son 19 sentencias ejecutadas contra 17 sacerdotes -de ellos 10 diocesanos y 7 religiosos- y 2 diáconos.

En cuanto a la canónica, la información de la CECh destaca 28 sentencias ejecutadas, entre ellas contra 2 obispos (Francisco José Cox Huneeus, arzobispo emérito de La Serena, y Marco Antonio Órdenes Fernández, obispo emérito de Iquique).

Además, el reporte registra sentencias canónicas contra 26 sacerdotes —16 diocesanos y 10 religiosos—.

¿Dónde ocurrieron los casos?

La Fiscalía Nacional confirmó a Efe que hay investigaciones abiertas en todas las regiones del país austral, aunque dos tercios de estas se concentran en la Fiscalía regional de O'Higgins a cargo del equipo del fiscal Emiliano Arias, nombrado por el Fiscal General, Jorge Abbott, para encabezar las indagaciones en todo Chile.

Hasta la fecha, el papa Francisco ha aceptado las renuncias de siete obispos, después de que 34 miembros de la CECh le ofrecieran sus cargos tras ser citados al Vaticano y reconocer ante el pontífice que habían cometido "graves errores y omisiones".

Además, el papa ha expulsado del servicio clerical a dos exobispos y dos sacerdotes, entre ellos al influyente sacerdote Fernando Karadima Fariña, condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por violaciones y abusos sexuales a menores en Chile.

La Iglesia chilena está sumida en una crisis por escándalos de abusos sexuales que el papa consideró calumnias hasta su visita al país el pasado enero, tras la cual decidió enviar al arzobispo maltés, Charles Scicluna, quien ya ha visitado dos veces el país este año para investigar lo que sucede, y emprender varios cambios en la jerarquía católica local.